ADSENSE

HCYN SEARCH

Google

EL PRECIO DEL AZUCAR ...

...HAITI YA TIENE UN PRIMER MINISTRO...LA NOMINACION DE LAURENT LAMOTHE COMO PRIMER MINISTRO HA SIDO 3 VOTOS EN CONTRA Y 2 ABSTENCIONES...LAURENT LAMOTHE DEBREA CONSTITUIR SU GOBIERNO Y PRESENTAR SU POLITICA GENERAL DELANTE DEL PARLAMENTO PROXIMAMENTE...

LIVING WITH ONE DOLLAR A DAY

sábado, 17 de abril de 2010

Un tributo pesado al servicio de la solidaridad.

Llevamos todos en el alma el deseo de ver el triunfo del bien sobre el mal. Una vez por todas. Que terminen las guerras. La carrera armamentista. Que se borren las líneas fronterizas.
Que se desplomen los muros y murallas que nuestra falta de inteligencia y el miedo de los demás nos han empujado a edificar. Soñamos de un mundo humano donde la solidaridad prime y se emancipa en sus más bellas expresiones. La vida nos coloca frente a secuencias que nos permitan ver de manera diferente, llegar a la esencia de las cosas.
El mundo, se ha estremecido el 12 de enero pasado con el desplomo sin preaviso de una nación, de un pueblo, de 10.000.000 de personas. Nadie parece haber imaginado unas escenas tan apocalípticas y tan reales.
Haiti dolió al mundo.
Son numerosos los países y muchas las naciones que contaron sus propios hijos dentro del sinnúmero de cadáveres putrefactos y amontonados en momentos en que nadie podía creer lo que se veía.
Al estupor ha seguido un movimiento de solidaridad indispensable para los haitianos que ha mermado en ciertos sentidos los efectos devastadores de la naturaleza en furia.
Hoy el mundo cuenta con España, 4 cadáveres más. ESPANA, una de las naciones mas presentes, más solidarias con los haitianos actualmente. Son cuatro vidas que se fueron pero que si hacen falta. A que sirven otros mártires? A la causa haitiana, seguro que no. Luis Fernando Torija Sagospe, 44 años, natural de Madrid, comandante del Cuerpo de Intendencia; Francisco Forne Calderón, 37, nacido en Barcelona, teniente de Infantería de Marina; Manuel Dormido Garrosa, alferez de navío, nacido en Valencia  y Eusebio Villatoro Costa , gaditano y cabo mayor de infantería con su presencia en medio de este país devastado eran mas que útiles. Se encontraban en un aula especial de la escuela de la vida. Actores de estas experiencias que te transforman para siempre. Pensaban contar y compartirlas con sus seres queridos. Se desplomaron cuatro vidas, cuatro historias, cuatro familias, cuatro pilares de la nación española.
Haiti de nuevo sigue contando sus pérdidas. Un tributo demasiado alto al servicio de la solidaridad. Compartimos la tristeza de los españoles y sobre todo de los parientes y cercanos de estos hombres que pusieron sus vidas al servicio de una justa causa. Las palabras son políticamente correctas por cierto, pero la tristeza es real…y conlleva a reflexionar sobre chiquimil cosas…Gracias ESPANA!
Jonas JOLIVERT
17/04/2010, Haiti Crema y Nata