ADSENSE

HCYN SEARCH

Google

EL PRECIO DEL AZUCAR ...

...HAITI YA TIENE UN PRIMER MINISTRO...LA NOMINACION DE LAURENT LAMOTHE COMO PRIMER MINISTRO HA SIDO 3 VOTOS EN CONTRA Y 2 ABSTENCIONES...LAURENT LAMOTHE DEBREA CONSTITUIR SU GOBIERNO Y PRESENTAR SU POLITICA GENERAL DELANTE DEL PARLAMENTO PROXIMAMENTE...

LIVING WITH ONE DOLLAR A DAY

miércoles, 21 de abril de 2010

100 días después del desastre: Haití, cerrado por derribo

Préval recibió un cheque en blanco para gestionar la ayuda internacional

Tanto dinero junto ha disparado las ambiciones de una clase política eclipsada
Lo más urgente, dar techo y comida a miles de personas en campamentos


Jacobo G. García , México DF
René Preval pasa el brazo por el hombro del periodista, lo toma del cuello y camina junto a él hacia el interior de la precaria comisaría convertida en el nuevo palacio legislativo donde ya le esperan la mayoría de sus ministros.
Tiene la mirada perdida y la misma sonrisa extraña que lo acompañó incluso en los momentos más críticos, pocos días después del terremoto. En la charla/entrevista sólo dice vaguedades. A pocos metros su mano derecha, la ministra de comunicación y cultura, Laurence Lassec, recibe las visitas en una tienda de campaña. Una carpa en la que hay que agacharse para entrar pero que tiene una mesa de despacho, varios teléfonos y una televisión de plasma.
El presidente del senado llega al lugar en muletas y con un pie destrozado. Prácticamente todos los ministerios se han venido abajo. El representante de la OEA Ricardo Seitenfus carga en este periódico contra el papel de la ONU y de las ong’s. Las elecciones legislativas previstas para el 28 de febrero han sido aplazadas. El descontrol es absoluto.
Cien días después el Gobierno haitiano tiene oficinas propias y hasta comenzó a ocupar algunos de los edificios incautados al ‘narco’ y que siguen en pie porque fueron construidos con lujo de materiales y cimientos. Es el ejemplo más práctico de la colaboración con la DEA, la agencia antidrogas estadounidense. El árbol de mango que cobijaba la sede del gobierno parece haber pasado a la historia.
Cien días después el Gobierno haitiano tiene oficinas propias y hasta comenzó a ocupar algunos de los edificios incautados al ‘narco’.También aquel presidente al que el mundo entero miraba con cara de pena pero que hoy se siente más fuerte que nunca gracias a la nueva Ley de emergencia nacional aprobada la semana pasada.
René Préval, recibió un cheque en blanco para gestionar, sin la incómoda mirada de la oposición, los 5.300 millones de dólares donados por la comunidad internacional de acuerdo a una ley que prolonga 18 meses más su gobierno y deja sin contrapesos al Poder Ejecutivo y al Comité Interino para la Reconstrucción Nacional (CIRN), un organismo que canaliza las ayudas y que está dirigido conjuntamente por el ex presidente estadounidense Bill Clinton y el ministro del Interior Max Bellerive.
Su mayoría en el congreso fue suficiente para impulsar una ley considerada vital por los donantes para la llegada del dinero. Fue un “momento histórico”, tal y como expresaron algunos diplomáticos. Ejemplo de esta euforia fue la declaración del embajador francés Didier Le Bret, quien aseguró que la votación, en la que los senadores aceptan anular sus propias funciones, “permite preservar los más altos intereses de la nación” y coloca el Plan de Reconstrucción y Desarrollo del gobierno de Préval en “la ruta del éxito”.
Los días anteriores a la votación estos mismos diplomáticos advertían que si no pasaba la ley, Haití no vería un solo centavo de los fondos de ayuda internacional humanitaria, ya que los donantes “exigen su derecho a voz y voto”.
El CIRN concentrará todas las decisiones concernientes a la gestión post terremoto que aplicará sin la fiscalización del Congreso. El presidente Preval tendrá poder de veto sobre las decisiones de la comisión.
La oposición sin embargo considera que Haití, que a duras penas reconstruyó su sistema democrático después del periodo de las dictaduras de los Duvalier (1960-1986) y la debacle de Aristide en los noventa, dio un paso sin precedente en la cesión de facultades soberanas.
La oposición dice que el país da un paso atrás en su democracia
A pesar de que Preval fue el segundo jefe de Estado en ser elegido democráticamente en la historia de Haití y el primero en entregar pacíficamente el poder, la oposición denunció que el país da un paso atrás en su democracia y “revive los viejos tiempos”, cuando el presidente en turno se dotaba a sí mismo de poderes excepcionales.
Pero ahora lo más urgente es dar techo y comida a miles de personas que siguen durmiendo en improvisados campamentos que corren el peligro de convertirse en basureros gracias a la llegada de las lluvias. La democracia tendrá que esperar.
http://www.elmundo.es/america/2010/04/21/noticias/1271878489.html