miércoles, 29 de febrero de 2012

Mercilus, with Haitian roots, says his eye-catching season at Illinois isn't a fluke

By TYLER DUNNE - Milwaukee Journal Sentinel
INDIANAPOLIS -- A third-round grade from the draft advisory board didn't stop him. No, Whitney Mercilus didn't need to think too long and hard about entering the 2012 NFL Draft. His parents, Haitian immigrants, never had much money.
So after his 16-sack tour de force through the Big Ten, Mercilus made the jump. He wants to give back to his parents. Now, for the next two months, one dreaded label will hover over him. His breakout was sudden, unexpected.
Mercilus is the classic "one-year wonder."
"There's no fluke to it - 16 is 16," Mercilus said. "There's no way you can just fall onto a sack."
True, but doubts will linger. Mercilus isn't alone, either. This draft's crop of pass rushers is scattered with question marks. There may be no sure thing, let alone one available to the Packers at No. 28 overall. If Green Bay is hoping to find a threat opposite Clay Matthews at right outside linebacker - a sore spot for the team all season - it'll be a difficult pick to nail.
Illinois' Mercilus, USC's Nick Perry, West Virginia's Bruce Irvin and Marshall's Vinny Curry are all possible options, while Thompson could also try to trade up for Alabama's Courtney Upshaw or South Carolina's Melvin Ingram. Somehow, the Packers need a pass rusher.
Thompson must figure out how this year's 4-3 defensive ends project as 3-4 outside linebackers.
"There are guys that come out that are traditional, guys that would play 4-3 defensive end and they do so at their school," Thompson said. "But those guys, I think there are 35 of them scheduled to cross workout this weekend. They're going to work out at defensive end and also going to work out at linebacker. Again, I don't think it's rocket science. I think instinctive athletes that like to play the game can play the game."
Since Dom Capers took over as defensive coordinator in 2009, the Packers haven't gambled much at the position. That first year they dealt one second-round pick and two third-rounders to the New England Patriots for the 26th overall pick and one fifth-round selection. And with the selection, Thompson found a long-term anchor in Matthews.
Of the other five other outside linebackers, one was a seventh-round pick, three were signed as undrafted rookies and one was a street pick-up in the middle of a season.
This April, the Packers will likely need to take a chance at the position. There's an element of risk.
Before 2011, Mercilus was a nonfactor at Illinois. He had just two sacks in two seasons. On Saturday, Mercilus said he "was still raw talent" then. And last year, the 6-4, 261-pound end wreaked havoc with nine forced fumbles.
Read more here:

martes, 28 de febrero de 2012

Ministro haitiano Mayard-Paul participe de programa de desarrollo comunitario en Punta Cana

Asistió a la inauguración de una clínica rural de atención primaria, donde el 60 por ciento de los pacientes son haitianos; discutió posible colaboración para programas comunitarios en destinos turísticos haitianos PUNTA CANA, República Dominicana, 27 de febrero de 2012 /PRNewswire/ -- El ministro del Interior y jefe de Gabinete de Haití, Thierry Mayard-Paul -representando al presidente de su país, Michel Martelly- asistió a la inauguración de la Clínica Rural de Verón en Punta Cana, el único centro de salud de atención primaria que atiende a la comunidad local y donde el 60 por ciento de los pacientes son haitianos. También participaron de la ceremonia el empresario Frank Rainieri, presidente del Punta Cana Group y cuya Fundación Puntacana lideró la reconstrucción de la clínica, un representante del Ministerio de Salud dominicano, así como el director médico del centro de salud.
"La clínica Verón es un ejemplo excelente de proyectos de infraestructura social que hacen que la descentralización sea una realidad", dijo Mayard-Paul. "Estos son los tipos de proyectos que necesitamos promover en el territorio de Haití para que la gente pueda permanecer en sus localidades, tener acceso a servicios sociales primarios y para que las economías locales puedan progresar".
La población de Verón y las comunidades aledañas han crecido fuertemente en los últimos años al tiempo que la región se ha convertido en uno de los destinos turísticos más importantes del Caribe. Hoy Punta Cana recibe cinco veces más turistas que hace cinco años. Aunque la creación de oportunidades económicas y puestos de trabajo es positiva, el ritmo de crecimiento ha sobrepasado largamente la capacidad de las instalaciones médicas y educativas existentes.
"La clínica es sólo un elemento de un programa holístico, que busca mejorar la comunidad y la calidad de vida de todos sus residentes y de las áreas circundantes", dijo Rainieri. "La iniciativa incluye programas de salud, educativos y ambientales, e integra a toda la población para que podamos continuar entregando un servicio excelente tanto para nuestros turistas que son los que alimentan a nuestras familias, así como para nuestra gente que cuida de ellos".
La Clínica Rural de Verón es financiada y administrada por una alianza público privada que incluye la Fundación PUNTACANA; el Virginia College of Osteopathic Medicine Blacksburg, Virginia; el Ministerio de Salud Pública de República Dominicana; y la Asociación de Vecinos de Verón. Mayard-Paul resaltó que estos son el tipo de innovadores programas operativos y financieros que el gobierno haitiano, a través del Ministerio del Interior, busca impulsar "porque integran a todos los actores trabajando hacia un objetivo en común, una responsabilidad compartida y beneficios para todos".
Mayard-Paul y Rainieri, quien también es miembro del Consejo de Asesores Presidenciales de Haití para la Inversión y el Crecimiento Económico, discutieron la posibilidad de una cooperación en Haití para una mayor descentralización, incluyendo programas comunitarios y ecológicos en destinos turísticos.
FUENTE Ministry of the Interior of Haiti
Casi 500 000 haitianos viven aún en campamentos, o sea un tercio de la población que había sido desplazada después del terremoto de 2010, indicó el martes en Ginebra la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).
Unas 200 familias acaban de dejar el campamento "Campo de Marte", delante de las ruinas del Palacio Nacional de Haití, para ser realojadas por una nueva administración haitiana, la Unidad de Construcción de Alojamientos y Edificios Públicos (UCLBP).
Según las últimas cifras de la OIM, unas 491 000 personas siguen viviendo en unos 660 campamentos en las regiones azotadas por el sismo, lo que representa unas 120 791 familias.
En julio de 2010, 1,5 millones de personas vivían en campamentos.,1de537e47c3c5310VgnVCM3000009af154d0RCRD.html

lunes, 20 de febrero de 2012

Two years after the earthquake, Haiti is trying to clear tent cities

By William Booth, Monday, February 20, 3:29 AM PORT-AU-PRINCE, Haiti — International aid worker Emmett Fitz¬gerald has to get 20,000 very poor people squatting in front of the National Palace to pack up their tarps and tin, their plastic buckets and soiled mats — to empty the most notorious camp in Haiti and go home.
A demonstrator waves a Haitian flag while walking  between
 makeshift tents at the temporary camp  in Champ de Mars,
 across the street from the collapsed National Palace,
during a protest to demand new housing in Port-au-Prince
 in January. (Ramon Espinosa/AP) -

The hard part: What home?
There is not enough money, there is not enough time to build the cities of tomorrow in Haiti today. So the 4,641 families that have been living for the past two years in the Champ de Mars park in downtown Port-au-Prince will be given $500 to return to the kind of desperate housing they lived in before the earthquake.
In Haiti, that is considered good news.
“We’re not talking about a house. We’re talking about renting a room, space on the floor, with a roof, access to water, a communal kitchen, maybe a toilet,” Fitzgerald said. As program coordinator for the International Organization for Migration, he is working alongside the Haitian government to clear the Champ de Mars camp, with a $20 million grant from the Canadian government.
If that sounds grim, the residents of Champ de Mars are the lucky ones. Given the magnitude of the housing crisis, combined with donor fatigue and lack of investment, the promise of constructing new public housing to absorb the homeless in Haiti has collided with reality. Most of the approximately 135,000 families still in camps will not be offered a shelter arrangement. Some camps will become “formalized” as permanent slums.
The displaced will mostly have to fend for themselves.
Why not allow the residents to remain in Champ de Mars? Because the tarp shanties are overcrowded fire hazards that will blow down in the first hurricane, the Haitian government says. There is no running water or electricity. There is another reason, too: The Champ de Mars camp is an embarrassment.
Two years after the world’s worst urban disaster in a generation, about 515,000 Haitians linger in 707 camps scattered across the capital. Although it is not unusual for refugees fleeing conflict to be stuck in camps for years, as Somali refugees in Kenya or Palestinians in Lebanon have been, rarely are people displaced by natural disasters for so long, and almost never in a camp in the central plaza of a capital city.
‘There is not a word for it’
Since the population in the earthquake camps in Haiti peaked at 1.5 million in July 2010, more than a million displaced persons have abandoned the tent cities. The vast majority left on their own, with little or no help. Some were shoved.
A report by Nicole Phillips of the University of San Francisco School of Law found it likely that many of the displaced persons who had left tent cities are now living in conditions worse than those found in the camps.
The International Organization for Migration counts 63,109 individuals forcibly evicted from 134 camps in the past two years and says 100,000 others are vulnerable to the same fate.

But where to go?
In Port-au-Prince, 84,866 buildings have been marked with red paint, indicating they should be demolished. Nonetheless, more than half of the red-marked houses are inhabited, with little or no repair, as people desperate for shelter live in the ruins.
Inspectors with the Ministry of Public Works have also tagged 120,000 homes with yellow paint, meaning the structures are damaged but repairable. International donors, including the U.S. government, have helped renovate just 6,000 homes in two years.
At the current pace, it will take another decade to bring the yellow houses up to minimal safety codes.
“I cannot believe that we have lived here on the ground for two years,” said Williamson Aristide, who once worked at the airport handling cargo freight but has not had a real job since the earthquake on Jan. 12, 2010.
Asked about the prospects of finding a place to live, Aristide said: “There is not a word for it. It is very, very, very hard. There is nothing to rent.”
The ambitious plans of last year — with seaside promenades built of earthquake rubble and boulevards lined with three-story mixed-use commercial and residential developments — gather dust on government shelves, relics of a more naive era.
The “exemplar communities” of foam homes, geodesic domes and innovative Caribbean-style cabanas designed by world-class architects, promoted by the “Build Back Better” mantra of former president Bill Clinton and his Interim Haiti Recovery Commission, are on hold.
All the while, the camps are quickly deteriorating.
As of last month, there was no committed funding for emptying camp latrines, a risky gambit in a country facing a cholera epidemic. Almost all health services have been removed. U.N. peacekeepers are pulling back. The plastic tarps given to residents two years ago have a recommended life span of six months, and the temporary cities are in tatters.
“This is a dangerous place for a woman,” said Jasmine Charles, with a toddler on her hip. A man standing nearby said that the perimeter of the camp was relatively safe. “But go in deep? They will cut you and rob you, brother.”
More Keynes than Kumbaya
All camps in Haiti are heartbreaking, but the Champ de Mars is the most visible, a monument to endurance and despair, in a public space as prominent in Port-au-Prince as the Mall in Washington.
In the predawn hours of Dec. 6, hundreds of aid workers stole into the sprawling camp and dashed from shanty to shack, waking those inside and asking for the head of the household, to award them a plastic ID bracelet.
Aid officials knew from experience that the population of the camp would double overnight if word got out that the international community was coming bearing gifts.
Now the 5,000 households must decide what they will do. There are three options. The vast majority — probably 90 percent of the camp — are renters. They can accept a $500 rental subsidy and find a place to live. Based on surveys of local real estate, that is enough money to rent a small space for a year.
If the family can get a better deal than $500, they keep the change. The international aid workers do not want to involve themselves as real estate brokers, as that would only send rents spiraling upward.
The families will also get $25 to move their household goods, and they will receive an additional $125 if they remain for two months in the space they rent.
The new model for emptying a camp is more carrot, less stick, but more Keynes than Kumbaya.
The most vulnerable 10 percent — single mothers, the elderly and infirm, those suffering psychological trauma — will get additional services.
To the few families in Champ de Mars who own their homes, the program will give $1,500 to repair a yellow house and $3,500 to demolish a red one and erect a “T-shelter,” of tarp and plywood, a kind of shack 2.0.
For Champ de Mars, something is better than nothing, but expectations are high.
“The $500 is not enough,” said Jose Wildrick, a two-year resident of Champ de Mars. “It is not a good deal.”
Wildrick heard rumors that someone will build cement-block houses for the poor out in the dry cactus wastelands north of the capital. “We want one of those,” he said.
A darker reality
The second component is to revitalize the neighborhoods the camp residents might return to. The Canadian government is paying to reestablish 500 ¬informal camp businesses, train 50 entrepreneurs, create 2,000 construction jobs for debris removal, and rebuild and repair damaged houses.
“If all we do is clear the Champ de Mars, we will have failed,” said Beverley J. Oda, minister of international cooperation for the government of Canada.
The successful emptying of Champ de Mars over the coming months would be a milestone for post-quake Haiti, a part of the promise that “Haiti is open for business,” and that the international community and nongovernmental organizations have not failed.
But the darker reality is this: The Haitian government is spending $30 million to empty six camps. There are 701 more. The Champ de Mars project will cost $20 million for 20,000 people. There would still be close to half a million displaced persons in camps. No country, no group of donor nations, no NGO is considering donating $500 million to Haiti to empty the camps.
The math does not work.

viernes, 10 de febrero de 2012

Haitianos con destino a Brasil quedan varados en amazonía peruana

Cerca de 300 haitianos abandonaron su empobrecido país, golpeado por un devastador terremoto, buscando una vida mejor. Pero se encontraron con un destino inesperado: llevan un mes varados en la Amazonía peruana ya que la puerta de entrada a Brasil se ha cerrado abruptamente.
La mayoría -de unos 20 años y con alguna profesión- se han refugiado en una iglesia en la localidad fronteriza peruana Iñapari después de que Brasil apostó a inicios de enero policías federales a lo largo de la frontera para detener una oleada de inmigrantes ilegales.
Los 273 haitianos en Iñapari vendieron sus pertenencias y pagaron fuertes montos a inescrupulosos agentes de viaje para trasladarse a Perú a través de Panamá y Ecuador. Planeaban entrar por tierra a Brasil, donde una creciente economía ha atraído cerca de 4.500 abatidos haitianos tras el terremoto hace dos años.
Y todo este esfuerzo, solo para encontrar una frontera cerrada a su arribo. "No tenemos dinero y estamos tan lejos de Haití (...) solo le pedimos a Brasil que nos deje entrar", dijo Joniel Clervil, de 22 años, hablando en un inglés aprendido en la universidad antes de que el desastre natural de enero del 2010 pusiera un alto a sus estudios.
Tras agotar su efectivo, el grupo depende por el momento de donaciones de arroz y frijoles de la localidad fronteriza brasileña Assis Brasil. Es incierto si eventualmente podrán quedarse en Brasil o Perú, o si serán deportados.
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, en un intento por controlar el flujo y desalentar a "coyotes" que se aprovechan de los inmigrantes, dijo durante una visita a Haití el 1 de febrero que su país otorgará 100 visas humanitarias por mes en Puerto Príncipe durante los próximos cinco años mientras refuerza la seguridad en la frontera.
Brasil también anunció que brindará visas humanitarias a todos los haitianos que ya están en Brasil, pero que los futuros inmigrantes serán retornados en la frontera salvo que hayan obtenido las visas necesarias antes de salir de Haití.

Perú requiere visa
El presidente peruano, Ollanta Humala, ha intentado parar lo que el Gobierno cataloga como una ruta de tráfico de personas con la firma de un decreto el mes pasado, que dispone que los haitianos obtengan una visa de turista antes de entrar a Perú.
Los haitianos varados en Perú dejaron su tierra antes de que este cambio entrara en vigencia, por lo que ahora se encuentran en un limbo burocrático. Los gobiernos dicen que realizará una reunión la próxima semana en la que podrían decidir el destino de estos haitianos.
Brasil es la mayor economía de Latinoamérica y, ante el crecimiento de los últimos cinco años y a una política foránea más asertiva, ahora afronta un problema muy del "Primer Mundo" al haberse convertido en un lugar que seduce a inmigrantes en busca de trabajo.
El país sudamericano es cada vez más visto como una alternativa a Estados Unidos, que ha elevado las deportaciones de inmigrantes indocumentados en medio de su crisis económica más profunda desde la Segunda Guerra Mundial.
"Brasil está pasando por este cambio. Recientemente se ha convertido en un imán para los inmigrantes y esto podría ser el puntapié para iniciar una planeada política migratoria", dijo Eleanor Sohnen del Migration Policy Institute en Washington.
René Salizar, un sacerdote peruano, dijo que el refuerzo de seguridad hecho por Brasil en la frontera era inevitable.
Salizar detalló que en la zona ha habido un constante flujo de haitianos desde que el terremoto magnitud 7 ocasionó la muerte de 300.000 personas y dejó a 1,5 millones sin hogar en Haití.
"Ví esto venir hace más de un año. Grupos de unas cinco a 20 personas llegando diariamente", dijo Salizar, quien ha ayudado a que los haitianos se queden en la iglesia del pueblo y en su casa.
Los lazos de Brasil con el país más pobre de América se acentuaron luego de que encabezó una misión de paz de Naciones Unidas en Haití en el 2004, como parte de un esfuerzo más amplio por posicionarse como un líder global.

Compromiso brasileño
"Brasil tiene el compromiso de ayudar al pueblo haitiano y a su país (...) esto incluye a los haitianos que quieren venir a trabajar a Brasil, siempre y cuando esté dentro del límite que pueda ser absorbido por el mercado laboral", dijo Carlos Alfredo Lazary Teixeira, el embajador de Brasil en Perú.
"Lo que no dejamos de hacer es combatir a los coyotes.
Muchos ciudadanos brasileños son víctimas de los coyotes en la frontera de México y Estados Unidos", agregó.
En las décadas de 1980 y 1990, cientos de miles de brasileños dejaron su país huyendo del caos económico. Pero en la última década, muchos brasileños han regresado a casa, junto con la creciente ola de inmigrantes de otras naciones.
Luiz Bassegio, quien administra una obra de caridad para inmigrantes en Brasil, estimó que la cantidad de inmigrantes ilegales en Brasil ha crecido cerca de un 25% en los últimos dos años, a 800.000. Pero no hay cifras oficiales disponibles.
Las historias de que hay mucho empleo, especialmente en la construcción debido a que Brasil se alista para recibir a la Copa Mundial de fútbol en el 2014 y a los Juegos Olímpicos en el 2016, han hecho que los haitianos se fíen de agencias de viaje de dudosa reputación que les prometen llevarlos a Brasil por 3.000 dólares.
"Mi padre vendió nuestra casa para poder enviarme a Brasil a trabajar. Mi hermano tiene que dormir en la calle", dijo Charlemond Angelet, de 21 años, sacudiéndose los mosquitos que inundan Iñapari durante la temporada lluviosa en la Amazonía. Sus primos ya están en Brasil.
Muchos haitianos dijeron que debieron pagar unos cuantos cientos de dólares y fueron presionados a pagar por "información" sobre un viaje de tres días en autobús desde Lima hasta la frontera con Brasil.
Hay la posibilidad de que Brasil permita a estos haitianos solicitar visas humanitarias en la embajada de Brasil en Lima, pero muchos de ellos no tienen ni los dos soles peruanos (0,74 dólares) que les cobran los hoteles en Iñapari para usar el baño. Tampoco tienen para pagar otro autobús.
Mientras esperan, los haitianos congenian con los peruanos en el único café con internet de Iñapari, con apenas 1.200 habitantes, o juegan fútbol con los jóvenes brasileños.
"Mi madre vendió todo lo que tenía para pagar este viaje", dijo Esther Pierre, de 26 años, en su lengua nativa creole. "Si regreso ahora, ¿cómo voy a ayudar a mi familia?".

Haití pedirá tiempo para fortalecer su policía ante la reducción de la misión de la ONU

El primer ministro de Haití, Garry Conille, dijo hoy en una entrevista con Efe que su Gobierno busca un plan que le permita fortalecer su policía antes de la reducción prevista de la misión de la ONU en el país. Washington, EFE 9 de febrero de 2012 .
Conille, que cierra hoy su primera visita a Washington como jefe de Gobierno de Haití, ha expresado su voluntad de garantizar que las fuerzas de seguridad del país estén listas para cubrir el vacío que dejará la progresiva retirada de las fuerzas de la Misión de Naciones Unidas para la estabilización de Haití (Minustah).

"Queremos proponer un periodo de tiempo, una hoja de ruta para la progresiva retirada de Minustah, que esté basada en el tiempo que necesitamos para aumentar nuestra propia capacidad", ha dicho Conille.
"Lo que me preocuparía es ver que Minustah está reduciendo sus fuerzas, y que su reemplazo nacional y local no está cubriendo esa brecha", ha reconocido el político caribeño.
El Ejecutivo haitiano busca por tanto el apoyo de la comunidad internacional para coordinar la retirada de la misión de la ONU, presente en el país desde 2004, y que tiene previsto reducir en 2.700 el número de sus integrantes.
El primer ministro ha calificado de "normal" que los países que contribuyen a la misión, encabezados por Brasil, comiencen a anunciar la retirada de parte de sus fuerzas para adecuarlas a "niveles previos al terremoto" que sacudió la isla hace dos años.
En ese sentido, ha defendido la necesidad de acelerar el fortalecimiento de la policía, pero también la de crear un Ejército, una tarea que Estados Unidos ha insistido en retrasar hasta que las fuerzas policiales sean estables.
"La misión de la ONU tiene tanto función policial como militar, y a medida que se retira, es necesario que alguna entidad se haga cargo de todo ello", de acuerdo con el primer ministro.
Conille ha justificado la creación de una comisión que examina la creación de un Ejército nacional "porque es un requisito constitucional", y porque además fue una promesa durante la campaña que llevó al presidente Michel Martelly al poder.
Además, dijo, "queremos asegurarnos de que estamos hablando de un Ejército profesional, que tiene una misión diferente de la que tuvo en el pasado, y que pueda enfrentarse a asuntos como el control de fronteras, la gestión de riesgos de desastres y la deforestación".
Conille y la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, se reunieron el miércoles para, explicó, "revisar lo que hemos aprendido en estos dos últimos años, después del terremoto, y tratar de definir un marco que sirva para corregir algunos de los atascos que dificultan un rápido progreso" en la reconstrucción del país.
"Necesitamos encontrar formas de ser mucho más eficientes y movernos mucho más rápido", dijo el primer ministro.
Aunque Haití no puede evitar nuevos desastres naturales, sí puede hacerse "resistente" a ellos, a través de una "construcción planificada, sistemas de emergencia, y mecanismos de prevención", en opinión de Conille.
Durante su visita a Washington, Conille se reunió también con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, con el vicepresidente del Banco Mundial (BM) para Latinoamérica y el Caribe, Hasan Tuluy, con autoridades del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y con congresistas.

Senado haitiano pide levantar inmunidad a soldados de la ONU

Escrito por Lioman Lima Padrón Puerto Príncipe, 9 feb (PL) El Senado haitiano aprobó hoy una resolución para solicitar a la ONU el fin de la inmunidad para los soldados asentados aquí como parte de una misión de estabilización y acusados de supuestas violaciones sexuales.
Un grupo de militares pakistaníes, miembros de la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah) son investigados por el presunto abuso de un joven en la norteña localidad de Gonaives.
Según el diario digital HPN Haití, los congresistas aprobaron por unanimidad el documento para exigir fin al precepto legal que impide procesar a los cascos azules.
Como sucede en otros países donde existen fuerzas de pacificación, la ONU otorga inmunidad total a los más de 11 mil efectivos de la Minustah, quienes solo pueden ser juzgados en sus países de origen y por tribunales militares.
El nuevo escándalo por supuesta violación sucede a otro ocurrido en septiembre pasado, cuando cinco militares uruguayos fueron acusados de abusar de un joven de 18 años de edad.
Esos marines están en libertad desde el mes anterior, tras regresar a su país, lo que provocó protestas de organizaciones civiles haitianas.
La Misión de la ONU aquí fue sucesora de una Fuerza Multinacional Provisional, autorizada por el Consejo de Seguridad de la ONU en febrero de 2004, cuando el entonces presidente Jean Bertrand Aristide fue obligado a partir al exilio tras un golpe de Estado.
Estudios internacionales le atribuyen al contingente armado la difusión de la epidemia de cólera que dejó hasta la fecha más de siete mil muertos y contagió a 500 mil haitianos, casi cinco por ciento de la población.

Gobierno de Haití "invita" a ex militares a abandonar campamentos improvisados

El gobierno de Haití invitó el 9 a centenares de ex militares a desmantelar los campamentos creados en Puerto Príncipe, instalados allí como una forma de presionar al gobierno para ser tomados en cuenta en la composición del nuevo ejército haitiano. "El retorno del ejército debe hacerse en el orden y bajo el control del gobierno", dijo a la prensa local el ministro de Interior y Defensa, Thiery Mayard Paul.
Los campamentos fueron levantados desde hace dos días en Carrefour y otros puntos de la capital por decenas de ex militares que buscan ser incorporados a la futura fuerza armada, tal como ha sucedido en los últimos meses en otros puntos del país.
El primer ministro Garry Conille, quien se encuentra en visita oficial a Estados Unidos, dijo hoy en Washington que el presidente Michel Martelly, que debía regresar este jueves a Haití luego de una gira por la región, "creó una comisión para estudiar qué tipo de ejército, cuál es su papel en el país, y qué presupuesto el país debía invertir para crear esta fuerza".
"Esperamos su informe. Nosotros deseamos que todos los sectores de la sociedad se pronuncien y den su visión del ejército", dijo Conille a la emisora norteamericana la Voz de América, citado por la prensa en Puerto Príncipe.
"Nuestro mensaje es simple y claro, es necesario absolutamente que depositan las armas rápidamente. No podremos entablar ninguna negociación, ningún debate mientras tengan armas en su posesión y tomen de fuerza de las instituciones públicas del país", agregó el funcionario.
Martelly espera reforzar la seguridad del país a través de la reinstauración de las fuerzas armadas mediante un plan que contempla la contratación de un primer contingente de 3.500 efectivos y una inversión a largo plazo de 95 millones de dólares.
El ejército haitiano fue desmovilizado en 1995 por un decreto promulgado por el entonces presidente Jean Bertrand Aristide, el último gobernante depuesto por un golpe militar y reinstalado en el poder tres años más tarde por una fuerza de ocupación norteamericana de 20.000 marines.
La seguridad está a cargo de la Misión de la ONU para la Estabilización de Haití (MINUSTAH) y de una policía que cuenta con menos de 10.000 efectivos para una población cercana a los doce millones de habitantes. (Xinhua)

Apresan 2 haitianos matan compatriota

Escrito por: CHRISTIAN OVIEDO ( Dos haitianos fueron detenidos ayer en Punta Cana, La Altagracia, luego de que alegadamente mataran por heridas de armas blancas a otro haitiano que había sido reportado como desaparecido desde el domingo.
Los apresados con relación a la muerte de Julio César Simple son Yan Uve y Nano Senoide.
Se informó que el cadáver de Simple fue encontrado en estado de descomposición en una zona baldía del bulevar en construcción en este municipio.
El informe preliminar del caso refiere que los extranjeros sostuvieron una discusión por problemas personales, tras la cual se produjo la desaparición de Simple.
Los reportes dan cuenta que el pasado domingo Simple salió a trabajar abordo de su motocicleta Suzuki Ax-100, negra, placa N703726, chasis número LC6PAGA15b0823694, pero no regresó a su hogar.

Industriales apuntan inversiones a Haití

Puerto Príncipe, 9 de febrero de 2012 – El Ministro del Interior de Haití, Thierry Mayard-Paul, se reunió hoy con importantes líderes del sector industrial dominicano para conversar acerca de las oportunidades de negocios que existen en el interior del país, producto de la estrategia de descentralización que impulsa su país. El funcionario destacó que el actual presidente haitiano, Michel Martelly, aspira a convertir a Haití en una nación justa, independiente, con una economía libre, descentralizada y sustentable. Su gobierno busca crear un marco legal que garantice la gobernabilidad democrática, el imperio del estado de derecho y los incentivos impositivos para asegurar las mejores condiciones a los inversionistas extranjeros.
Los empresarios subrayaron el valor de la reunión con el Ministro del Interior de Haití.
El presidente de Productos Químicos Industriales, Jaime Malla, aseguró que el encuentro fue “muy productivo”. “Yo creo que es como una plataforma, estos pasos son importantes”, manifestó.
Por su parte, el Ministro Mayard-Paul manifestó su optimismo por la muy positiva respuesta de los hombres de negocios a la propuesta del presidente Martelly de promover el desarrollo sustentable de Haití.
“Los empresarios dominicanos pudieron apreciar de primera mano nuestro compromiso de crecer en base a una economía de libre mercado y a través de un plan de descentralización que apuesta a la creación de fuentes de trabajo no sólo en Puerto Príncipe sino en todo el interior del país”, sostuvo Mayard-Paul.
Los empresarios respaldaron la decisión del presidente Martelly respecto a promover un nuevo estado de seguridad jurídica que garantice condiciones de inversión óptimas en un marco de estabilidad política e institucional.
Asimismo hicieron un relevamiento de las necesidades de sus compañías frente a la situación en Haití, asunto que fue seguido con particular atención por el funcionario haitiano.
“Todo lo que se ha comunicado es bueno, yo creo que se pudieron plantear varias oportunidades que hay para mejorar el comercio entre los dos países y por ende eso traerá mucha inversión, así que es algo que siempre lo vemos con buenos ojos”, indicó Ricardo Arostegui, presidente y CEO de Fábrica de Refrigeradores Comerciales, Fogel Dominicanae Inmobiliaria Fogel.
El acuerdo firmado el pasado fin de semana por los presidentes de Haití, Michel Martelly y de Venezuela, Hugo Chávez, estará vigente por tres años.
De acuerdo al documento obtenido por El Universal, la cooperación se realizará en 12 áreas: desarrollo agrícola, inversiones conjuntas en producción agrícola y sistemas de riego, distribución y producción de fertilizantes, desarrollo industrial, cooperación financiera para la obtención de créditos productivos, almacenamiento de derivados de petróleo, regasificación y distribución, comercialización en materia de registro civil e identificación, turismo, educación y salud.
No obstante, se podrá colaborar en cualquier otra área que decidan las partes.
El Acuerdo establece como objeto propender "al desarrollo integral de sus pueblos (de Haití y Venezuela) sobre la base de los principios de igualdad, respeto mutuo de la soberanía y reciprocidad de ventajas".

Críticas por el acercamiento
El acercamiento del Gobierno de Haití con sus homólogos de los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) ha sido duramente cuestionado en Estados Unidos.
La presidenta del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de EEUU, Ileana Ros-Lehtinen declaró que "el fortalecimiento de lazos con tiranos antidemocráticos de la región minará las perspectivas de una verdadera prosperidad en Haití".
Ros-Lehtinen encabezó una comisión bipartidista del Congreso que el miércoles pasado se reunió en Washington con el primer ministro haitiano, Garry Conille.
Durante su visita a Washington, Conille se reunió también con la secretaria de Estado, Hillary Clinton, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza y con el vicepresidente del Banco Mundial (BM) para Latinoamérica y el Caribe, Hasan Tuluy.
El presidente haitiano dijo el domingo en Caracas, que su país evaluaría la posibilidad de ingresar a la ALBA.

Ecuador, puerta de entrada para los haitianos que emigran a Brasil, según ONG

Núria Segura
Quito, 10 feb (EFE).- Ecuador se ha convertido en la puerta de entrada a Suramérica para inmigrantes haitianos que van a Brasil en busca de una vida mejor que en su país, devastado por un terremoto en 2010, porque la nación andina no les pide visado, según el Servicio Jesuita a Refugiados y Migrantes (SJRM) de Quito.
A principios de enero, en tan sólo tres días, llegaron 500 haitianos a Brasileia, una ciudad de 20.000 habitantes en el estado amazónico de Acre en Brasil, donde ya vivían unos 700 compatriotas en un alojamiento improvisado.
Datos del Gobierno brasileño señalan que unos 4.000 haitianos han llegado a su territorio como inmigrantes después del terremoto de enero de 2010.
El director adjunto del SJRM de Ecuador, Juan Villalobos, manifestó que la mayoría quiere ir desde Brasil hasta la Guayana francesa, para dar el salto a Francia.
Villalobos explicó que entran a Suramérica por Ecuador porque es el único país de la región, junto a Chile, que no les pide visado para entrar. Sin embargo, el país del Cono Sur les exige comprobar que cuentan con fondos económicos para ingresar a su territorio, por lo que optan por Ecuador, que no lo requiere, declaró Villalobos.
Efe solicitó repetidamente la opinión a la cancillería de Quito sobre el tema, pero no obtuvo respuesta.
Dos años después del terremoto, dijo Villalobos, "aún hay más de 500.000 personas viviendo en campamentos, la ciudad sigue devastada, no hay trabajo ni educación, no hay para cubrir las necesidades básicas", por lo que los haitianos deciden abandonar el país.
Villalobos aseguró que la nación caribeña "viene de una crisis histórica", pues antes del seísmo ya había dos millones de haitianos en el extranjero y el desastre natural acentuó esa huida.
Por eso, la mayoría de los haitianos que abandonan su tierra son personas jóvenes, entre 18 y 35 años, y que quieren obtener una formación en el exterior o trabajar para enviar dinero a su familia en Haití, indicó.
Desde su país pasan a la República Dominicana o Cuba, luego van a Ecuador y desde ahí toman diferentes rutas por varios países hasta llegar a Brasil, explicó el representante del SJRM.
Sin embargo, alertó de que en "Brasil no hay trabajo para ellos" y además "hoy en día el país tiene una política restrictiva sobre el ingreso de haitianos, que no pueden salir del estado de Acre".
Otra de las preocupaciones del SRJM es que muchos de ellos "vienen a través de redes de tráfico o trata de personas", en grupos grandes que hacen largos recorridos en la región.
Como ejemplo, Villalobos citó que recientemente 500 haitianos fueron abandonados en Leticia Tabatinga, una localidad amazónica colombiana en la frontera con a Brasil y Perú.
El SRJM calcula que en Ecuador viven unos 2.000 haitianos, aunque Villalobos expresó que es difícil hablar de una cifra exacta, porque hay mucha población haitiana "que entra y sale, después vuelve, y queda en situación irregular; entra con visa de turista y luego se queda y se hace invisible".
Jean Onald Mercure relató que vino a Ecuador porque el país no le pedía visado para entrar. Llegó hace poco más de cuatro años, antes del terremoto, y recordó que antes del sismo "ya había problemas económicos y sociales" en Haití.
A Mercure le costó encontrar trabajo "porque no hablaba español", pero tuvo suerte y un sacerdote le consiguió un empleo de guardia de seguridad por la noche, mientras que los fines de semana recibía clases de español.
Uno de los momentos que recuerda con más dureza fue el día del terremoto en Haití, donde aún vivían su mujer y su hija. Mercure logró traerlos a Ecuador, relató alegre, y acaba de tener otro hijo, que es ecuatoriano.
El haitiano no piensa volver a su país, donde aseguró que no hay futuro ni para él ni para su familia. "Aquí nos vamos a quedar, porque para nosotros esta vida es importante, aquí podemos vivir en paz, tranquilos", manifestó.
Mercure agradece a la "gente buena" que se encontró en Ecuador y le ayudó a crear su vida aquí, pero no todos los haitianos corren con la misma suerte en el país, porque sufren lo que el SRJM llama la triple discriminación: el ser extranjeros, afrodescendientes y no hablar español.
Esto, dijo Villalobos, les impulsa a seguir su duro viaje hacia diferentes países de Sudamérica para alcanzar su sueño de una vida mejor de la que les ofrece Haití. EFE

miércoles, 8 de febrero de 2012

Haïti/Armée: Des centaines d’anciens membres des FAD’H continuent de s’entrainer

 Lamantin 52 (sud de Port-au-Prince), plusieurs centaines de membres des Forces Armées d’Haïti, en uniforme, ont entamé depuis deux jours une série d’entrainements. Les FADH, disent-ils, peuvent freiner l’insécurité dans les rues, les bavures des soldats onusiens et redonner à la première République nègre sa souveraineté. La remobilisation des Forces Armées d’Haïti semble ne plus être de l’ordre du rêve. A Lamantin 52 (sud de Port-au-Prince), plusieurs centaines de membres des Forces Armées d’Haïti, en uniforme, ont entamé depuis deux jours une série d’entrainements.
Comme motif, un nationalisme taché de remords.
Ces militaires se disent indignés de la situation socio-économique de leur pays.
Pour eux les FADH peuvent freiner l’insécurité dans les rues, les bavures des soldats onusiens et redonner à la première République nègre sa souveraineté.
Le lieutenant Appolon Nestor est l’un des responsables d’entrainement.
Selon le lieutenant Nestor, une fois ouverts, des jeunes garçons n’ont pas tardé à rejoindre les entrainements.
Sans un fonds spécial pour l’alimentation et pour l’entretien du site, ces militaires s’entrainement grâce au support des riverains et à la cotisation des militaires remobilisés.
Un effort déployé pour susciter celui du président Martelly, a souligné Apollon Nestor.
Ces militaires disent assumer leur action, compte tenu qu’aucune personnalité du gouvernement Martelly –Conille ne leur ait donné le feu vert.
Les militaires entraineurs se disent convaincus que le président Martelly accueillera la nouvelle de leur remobilisation sans sourciller.
Le sergent Joseph Jean Osner et le lieutenant Apollon Nestor, disent attendre du président Martelly la mise en place de l’état major, pour la rentrée en fonction des FADH.
En partant de rien, ces militaires espèrent arriver à une armée moderne, disciplinée et créateur d’emploi, comme il en était question, il ya plus de vingt cinq ans.
En Attendant la concrétisation de ce rêve, des sergents et des lieutenants du camp Lamantin, zone de Carrefour, sud de Port-au-Prince demandent aux militaires en entrainement à traves les dix départements géographiques du pays, de rester vigilants.
L’année dernière quelques jours avant la commémoration de la Bataille de Vertières, consacrée autrefois aux forces armées d’Haïti, un document mis en circulation par le chef de l’exécutif faisait état de la sortie d’un premier groupe d’homme en uniforme le mois même.
Et l’arrêté nommant le chef de cette nouvelle force avait été promis par le nouveau ministre de l’Intérieur et de la Defense nationale, Thierry Mayard Paul.
Le président haïtien, Michel Martelly, avait affirmé cette semaine que la formation d’une nouvelle force de défense n’implique pas un démantèlement de la Police nationale d’Haïti mais plutôt un renforcement de cette institution.

Protestas en Haití contra decisión judicial sobre Duvalier

Puerto Príncipe, 7 feb (PL) Cientos de haitianos protestaron hoy frente al Ministerio de Justicia contra la decisión legal de descartar un proceso contra el exdictador Jean Claude Duvalier por crímenes de lesa humanidad.
Las manifestaciones, organizadas por seis asociaciones de defensa de los derechos del hombre, tuvieron lugar el mismo día en que se cumplen 26 años del fin de la dictadura. El juez haitiano Carves Jean consideró la pasada semana que las violaciones de los derechos humanos cometidas por Duvalier, también conocido como Baby Doc, estaban prescritas, por lo que el exdictador irá a los tribunales solo por corrupción y desvío de fondos.
La decisión de Jean contrasta con lo estipulado por el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, que considera imprescriptibles los crímenes contra la humanidad.
Sobre esta base, organizaciones civiles haitianas opinan que los abusos cometidos durante el régimen de Baby Doc, iniciado en 1979 y culminado tras una revuelta popular en 1986, constituyen violaciones contra los derechos humanos y son, por tanto, imprescriptibles.
La orden representa una vergüenza para la Justicia, se ha saboteado el estado de derecho y la democracia, afirmaron los organizadores de la protesta en un comunicado.
La víspera comenzó el proceso de apelación contra la disposición judicial, aunque las víctimas de Duvalier aseguran no haber recibido aún la documentación pertinente o indicaciones sobre cómo recurrir al mecanismo legal.
Por su parte, los abogados del exdictador aseguraron que apelarán contra la decisión porque su defendido ya fue juzgado en tres oportunidades por desvío de fondos en Haití, Francia y Suiza.
De ser procesado por corrupción, Baby Doc enfrentaría una pena máxima de cinco años de cárcel, aunque por su edad (60 años) y condiciones de salud, podría ser notablemente menor o condonada.
El pasado viernes, la Comisión de Abogados por las Libertades expresó también su conmoción por lo que definió como intentos de la Justicia haitiana de blanquear a Duvalier y desconocer los crímenes cometidos durante su régimen, "caracterizado por el terror, la violencia política y el miedo".
La Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití, por su parte, manifestó preocupación ante la posibilidad de que Baby Doc sea indultado.
A Duvalier, que regresó a Haití el 16 de enero de 2011 tras 25 años de exilio en Francia, se le atribuyen, entre otros delitos, casos de violación de los derechos humanos, corrupción, asociación para delinquir y malversación de entre 300 y 800 millones de dólares.
Organizaciones civiles haitianas estiman que durante la dictadura de Baby Doc y de su padre, el también déspota Francois Duvalier, fueron asesinados entre 20 mil y 30 mil civiles haitianos.
Una insubordinación militar, devenida protesta popular, conllevó al fin de la dictadura el 7 de febrero de 1986, lo que obligó a Baby Doc a huir a Francia, donde vivió hasta hace un año.

martes, 7 de febrero de 2012

Invita presidente Martelly a Panamá para invertir en Haití

Panamá, 6 Feb (Notimex).- El presidente de Haití, Michel Martelly, invitó hoy a empresarios panameños a invertir en su país en el proceso de reconstrucción tras el terremoto de hace dos años, además solicitó cooperación técnica en puertos y construcción.
?El presidente Martelly nos ha señalado que en Haití hay muchas oportunidades para los inversionistas panameños y que aprovechemos ese espacio que contribuirá igualmente con el desarrollo de su país?, dijo el mandatario panameño, Ricardo Martinelli.
Martelly acudió el lunes a un almuerzo con Martinelli en el presidencial Palacio de Las Garzas, en el marco de su visita de un día de trabajo al país centroamericano.
Antes de la reunión con Martinelli, el mandatario haitiano conversó con altos funcionarios panameños sobre comercio, tecnología, cooperación y seguridad.
En su conversación con Martinelli, Martelly solicitó a Panamá cooperación técnica gubernamental en materia de desarrollo portuario y construcción y la promoción de inversiones hacia Haití.
Martinelli dijo que ofreció a Martelly regular las visas a haitianos para viajar a Panamá por asunto de negocios y cooperación en agricultura, comercio, construcción y otros sectores.
El mandatario haitiano comentó que el apoyo técnico de Panamá a Haití en materia de agricultura y puertos serán de ?gran ayuda? para su nación, indicó un comunicado del ejecutivo panameño.
Martelly, quien invitó a Martinelli a visitar Haití, también se reunió con empresarios de la Cámara de Comercio e Industrias de Panamá y visitó el Canal de Panamá para conocer la expansión de la vía interoceánica.
En el marco de la visita de Martelly, los cancilleres de Panamá, Roberto Henríquez y de Haití, Laurent Lamothe, firmaron un acuerdo para establecer el Mecanismo de Consultas Políticas para intercambiar información política, económica y comercial.
Los funcionarios conversaron sobre asuntos migratorios, proyectos de acuerdos, inversiones, intercambio comercial y el fortalecimiento de la cooperación bilateral con la negociación de un Acuerdo Marco de Cooperación.
Panamá reiteró a Martelly para ser la sede de la V Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), a celebrarse en julio próximo.

lunes, 6 de febrero de 2012

Presidente Martelly estima replicar modelo de construcción venezolano en Haití

Caracas, 05 Feb. AVN.- El Presidente de Haití, Michel Martelly, visitó este domingo el Complejo Urbanístico Felipe Acosta Carlez, en Caracas, para observar cómo se construyeron los edificios que lo conforman y, de ser posible, replicar el modelo de construcción en su país.
160 personas viven en el complejo, aún en construcción. Los edificios se levantaron a través de formaletas, moldes sobre el cual se vierte cemento o concreto para crear estructuras.
Esta herramienta redujo los tiempos de edificación de apartamentos en el país, beneficiando a unas 100 mil familias que perdieron sus casas durante las fuertes lluvias de finales de 2010 y 2011.
En este contexto, Martelly, quien enfrenta una dura situación en su su país, con 500 mil personas sin hogar, visitó el urbanismo Felipe Acosta Carlez, situado en la parroquia Coche del municipio Libertador, y manifestó que le gustaría reproducir la experiencia en su país.
"Estoy aquí visitando las viviendas porque creo que cuando un presidente ama a su pueblo debe darle aquello que necesita para tener una vida decente", dijo, en un breve encuentro con periodistas nacionales.
Agregó que la construcción de techos en su nación le dará al pueblo mayor confianza en el Estado, el cual, dijo, está muy debilitado.
"Cuando alguien vivía en condiciones infrahumanas y consigue una vivienda de esta naturaleza la confianza del pueblo en el Estado renace y la dignidad vuelve; con todo eso se establece la paz, la estabilidad política y más tarde el desarrollo sustentable", reflexionó.
Adelantó que tras el acuerdo de Petrocaribe, en Haití se construyen actualmente 3 mil 400 casas para atender la altísima demanda popular.
Recientemente, Martelly alquiló por un año cientos de viviendas en 16 barrios de Puerto Príncipe, capital haitiana, para brindar protección a algunas de las 500 mil familias que viven en mil campos de refugiados.
El terremoto de 7,3 ocurrido en Haití el 12 de enero de 2010, cobró la vida de 222 mil personas y dejó sin hogar a 1,5 millones de personas, de las cuales un millón han sido reubicadas.
Los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América aprobaron el pasado sábado en la XI cumbre de ese bloque el mecanismo de trabajo ALBA-Haití, un proyecto de desarrollo para esa nación caribeña.
Para desarrollar el plan de trabajo, diseñado bajo principios de solidaridad y complementariedad, los cancilleres del Alba se reunirán los días 2 y 3 de marzo en la nación caribeña.
AVN 05/02/2012 20:10

Martelly: Sólo un céntimo de cada dólar prometido llega a Haití.

Caracas, 05 Feb. AVN.- El Presidente de Haití, Michel Martelly, denunció que sólo un céntimo de cada dólar, prometido por la comunidad internacional para el desarrollo de la nación, llega al país.

Tras el terremoto de 2010, el ex presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton y el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, prometieron apoyar a Haití para levantar sobre sus escombros el desarrollo.
Sólo el 40% de lo prometido ha llegado, explicó el mandatario haitiano. "Debo decirles que apenas 40% ha sido recibido y ese 40% va a través de Organizaciones No Gubernamentales, así que tal vez un céntimo de cada dólar llegó a Haití", dijo, durante el recorrido que realizó por el complejo urbanístico Felipe Acosta Carlez, en el municipio Libertador, Caracas.
Cuestionó la cooperación promovida por diversas ONG's porque éstas debilitaron al Estado. "Haití fue gobernada por ONG's", se quejó.
Agregó: "Por ello valoramos la cooperación con Venezuela porque con ella fortalecemos al Estado. Hemos venido aquí dos veces en dos meses y vamos a seguir trabajando".

Acuerdo de cooperación
El Presidente de la República, Hugo Chávez, dijo el sábado que en lo que respecta al desarrollo e integración de las naciones latinoamericanas y caribeñas "no podemos esperar nada, sino de nosotros mismos".
En este sentido, firmó un acuerdo marco de cooperación con Haití, basado en la complementariedad.
Martelly detalló que el convenio se desarrollará en diversos sectores, haciendo énfasis en la agricultura.
"Haití no tiene medios, no estamos organizados, no tenemos tecnología, por vía de este acuerdo podemos reforzar una estructura en nuestro país, transferir tecnología y ayudar a los haitianos a que se puedan nutrir ellos mismos".
Señaló que el acuerdo también aborda áreas de salud, educación, energía y vivienda, espacios en los ya cuenta con el apoyo de Venezuela y Cuba.
AVN 05/02/2012 22:31

Martelly invita a Chávez y a Castro a visitar Haití antes de fin de mes

05 de febrero de 2012 •
El presidente de Haití, Michel Martelly, invitó hoy a su par venezolano, Hugo Chávez, a visitar la isla antes de fin de mes tras agradecer el nuevo acuerdo de cooperación que Venezuela firmó con su Ejecutivo y extendió también la invitación al jefe de Estado cubano, Raúl Castro.
"Con este tipo de colaboraciones yo estoy seguro de que voy a lograr cosas, por eso yo quiero darle gracias e invitarle a venir a Haití antes del fin de mes", dijo Martelly a Chávez durante la XI cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA), que se celebra en Caracas.
"Estamos buscando fechas, porque yo quiero ir a Haití y voy a ir a Haití. Raúl creo que también va", contestó, por su parte, el gobernante venezolano.
"Raúl está invitado también, él sabe", confirmó el gobernante haitiano.
Chávez firmó previamente un nuevo acuerdo de cooperación con la isla caribeña para "fortalecer", dijo, las relaciones y la cooperación bilateral.
El mandatario no precisó los detalles del acuerdo, pero indicó que la ayuda en materia de vivienda a ese país, que sólo en Puerto Príncipe arrastra un déficit de 400.000 casas, será uno de los temas incluidos.
Martelly acudió a la reunión de la ALBA como "invitado especial permanente".
Además, los presidentes de la ALBA aprobaron ayer un plan especial de ayuda a Haití, con la salud y la educación como prioridades, y fijaron una reunión de cancilleres para abordar el tema los próximos 2 y 3 de marzo en la ciudad haitiana de Jacmel.,4a6f2f1a04f45310VgnVCM20000099f154d0RCRD.html

Rep. Dominicana y Haití se reúnen para tratar cooperación y desarrollo común

Efe – Misiones de alto nivel de los gobiernos de República Dominicana y Haití se reunieron este fin de semana en Santo Domingo para abordar temas de cooperación con énfasis en la definición y puesta en marcha de un plan estratégico de desarrollo bilateral, informaron fuentes oficiales. El ministro de Economía, Planificación y Desarrollo dominicano, Temístocles Montás, recibió a una misión haitiana encabezada por el ministro de Planificación y Cooperación Externa de Haití, Jude Hervey Day, destacó un comunicado de la Presidencia dominicana.
“Estamos dándole continuidad a las relaciones que ya se habían iniciado con buen pie con el anterior ministro de Planificación (de Haití), un proceso que dio excelentes resultados y pretendemos seguir trillando ese camino”, dijo Montás.
Destacó que ambos países han estado trabajando para sentar las bases “que nos permitan propiciar un desarrollo económico, social y político y ese es el objetivo de la presencia de esta misión haitiana”.
El ministro Hervey Day sostuvo, por su parte, que el interés de ambos Gobiernos es tener ideas claras y reflexiones consensuadas sobre las soluciones comunes que los dos países están obligados a afrontar.
“Hay que hacer constar que desde el 2010 estamos dispuestos a elaborar el plan estratégico de desarrollo nacional, que este plan sea una realidad común, especialmente, en toda la franja fronteriza”, comentó Hervey Day, según la nota oficial.
Para reforzar el interés que el Gobierno haitiano ha puesto al poner en marcha un plan de desarrollo, el ministro Hervey Day saludó el hecho de que recientemente la República Dominicana pusiera en vigencia una estrategia nacional de desarrollo con metas y objetivos que deben ser de interés bilateral.
“Tenemos que abordar los temas que a ambos lados nos preocupan, queremos tener una oportunidad de equilibrio entre poblaciones que comparten espacios físicos”, expresó Hervey Day.
El ministro haitiano dijo que su país necesita de un plan de desarrollo correctamente estructurado para afrontar temas relativos a las donaciones, las remesas y el proceso de reconstrucción física.
“Ese es el plan que debemos presentar a todos los que quieran aportar sus recursos financieros, un plan de desarrollo que es precisamente donde estamos para que se sepa hacia dónde queremos ir y qué tenemos en las manos”, agregó.
Las dos naciones comparten la isla caribeña “La Española” y una frontera de más de 400 kilómetros, mientras se desarrolla un activo intercambio comercial principalmente los lunes y viernes de cada semana en los mercados bilaterales fronterizos.
De acuerdo con datos oficiales y extraoficiales en República Dominicana residen más de un millón de haitianos, la mayoría de ellos de manera irregular.