ADSENSE

HCYN SEARCH

Google

EL PRECIO DEL AZUCAR ...

...HAITI YA TIENE UN PRIMER MINISTRO...LA NOMINACION DE LAURENT LAMOTHE COMO PRIMER MINISTRO HA SIDO 3 VOTOS EN CONTRA Y 2 ABSTENCIONES...LAURENT LAMOTHE DEBREA CONSTITUIR SU GOBIERNO Y PRESENTAR SU POLITICA GENERAL DELANTE DEL PARLAMENTO PROXIMAMENTE...

LIVING WITH ONE DOLLAR A DAY

martes, 6 de septiembre de 2011

Y si fuéramos seres no civilizados?

Es difícil reconocer puntualmente que nosotros los humanos que nos vanagloriamos de pertenecer a la familia de animales superiores que somos protagonistas de comportamientos, acciones y actitudes que no se dan dentro de los animales inferiores. Y, cuando nos consideramos miembros de una civilización superior a otra somos en realidad más bárbaros que la barbaridad personificada. Este fin de semana, la actualidad haitiana estuvo dominada por la difusión de un video mostrando unos soldados de nacionalidad uruguaya, integrantes del contingente de este país en el seno de la misión de paz de la ONU en Haití conocida como MINUSTAH, agrediendo a un joven haitiano. Estas imágenes son interpretadas como una escena de violación sexual colectiva por ciertos sectores a pesar de que la cualidad de las mismas no permite a primera vista decir de qué se trata en la realidad.
Esta fuerza de paz desplegada en el país desde 2004 es realmente una espina en los zapatos de nosotros los haitianos. Entendemos muy mal, la utilidad y sobretodo la función de esta fuerza militar cuya función es colaborar en la estabilidad de nuestra nación. Se entiende mal como una fuerza militar pueda garantizar la estabilidad cuando esta no se debe a una guerra ni a la coexistencia de grupos rivales o belicosos. Toda persona avisada sabe reconocer las causas de las situaciones inestables que ha conocido el país. Y es una verdadera aberración aportar como solución en un país sin guerra el despliegue de tropas con vehículos de guerra en las calles destruidas y sucias de las ciudades del país.
No veo la utilidad de llamar la fuerza de ocupación ya que los que usan esta terminología lo hacen con la idea de exigir su salida cuando se sabe que las coyunturas políticas, económicas y sociales no pueden permitir la salida definitiva de esta fuerza extranjera del país hoy en día.
Y como no hablar de la responsabilidad de la ONU a través de su misión de estabilidad en el desencadenamiento del brote de cólera que ha afectado a más de 400.000 haitianos y ha matado a más de 6.000. Voces autorizadas están clamando una encuesta jurídica para establecer responsabilidad mientras que, como respuesta, la Organización de las Naciones unidas refuta todas las tesis diferentes de aquellas contenidas en las encuestas patrocinadas por ella misma.
Resultan siempre dudosos y capciosos los intentos de polarización de las verdades relativas rodeando un acontecimiento. El que dice que todo es negro se muestra tan limitado como aquel que se convence de que todo es blanco.
Con esta manera de comportarse y resolver las situaciones de conflictos y discrepancias, poca gente tiene la fe de que este escándalo será investigado de manera profunda e imparcial.
El contenido de este video demuestra una falta rotunda de responsabilidad y de respeto por parte de aquellos militares quienes perpetraron las acciones filmadas. Seria bueno saber cuales fueron las motivaciones de estos seudo soldados capaces de actuar de una manera tan indigna del mismo uniforme que llevan puesto o de la envergadura de la misión que se les incumbe.
¿Será por causa de un desdén hacia el haitiano? ¿Un sentimiento de superioridad? Será este sentimiento de poder que se les inculcan las armas, los uniformes y la impunidad que acompaña sus fechorías por colocarse por encima de las leyes haitianas considerándose miembros de una misión de la ONU. ¿Serán la idiotez y la imbecilidad de estos tipos quienes no tienen capacidad ni intelectual ni humana para hacer otra cosa en la vida que llevar unas armas, para revalorizar un ego deficiente o inexistente?
¿O pensaban que es solo una broma que provoca hilaridad, maltratar a un haitiano?
Hoy en día cabe preguntar donde están los verdaderos valores que nos diferencian los seres humanos de los demás animales.
Se sabe que no se debe pegar a un enemigo que se rinde o que esta en el suelo. La presencia de militares pisando el suelo haitiano se vive como un descaro que duele a cada uno y a todos los haitianos. Cuando, además de eso, para reírse, se usa de actitudes aun más humillantes ya uno deja de ver a la gente de la misma manera.
Las autoridades uruguayas hasta ahora han dado la respuesta adecuada en el sentido de lo que amerite un caso donde afloran tantas barbaridades. Estamos esperando que todas las instancias que tengan algo que ver directa o indirectamente en este asunto (el gobierno haitiano, el gobierno de Uruguay, la ONU) lleven a cabo investigaciones exhaustivas que permitan levantar no solamente las dudas sino que devuelvan a la nación haitiana la dignidad que se le ha robado mediante la agresión perpetrada contra este joven.
La nación haitiana entera se levantara mediante las voces de sus hijos más idóneos contra aquellas fuerzas locales y nacionales o grupos internos capaces de vender su dignidad contra prebendas de la naturaleza que fuese, para exigir que se haga justicia.

Jonas JOLIVERT
Marseille, France
06/09/2011