ADSENSE

HCYN SEARCH

Google

EL PRECIO DEL AZUCAR ...

...HAITI YA TIENE UN PRIMER MINISTRO...LA NOMINACION DE LAURENT LAMOTHE COMO PRIMER MINISTRO HA SIDO 3 VOTOS EN CONTRA Y 2 ABSTENCIONES...LAURENT LAMOTHE DEBREA CONSTITUIR SU GOBIERNO Y PRESENTAR SU POLITICA GENERAL DELANTE DEL PARLAMENTO PROXIMAMENTE...

LIVING WITH ONE DOLLAR A DAY

miércoles, 7 de septiembre de 2011

“L’affaire” de los cascos azules uruguayos

Como uno se podía imaginar, el asunto del caso de violación sexual perpetrada contra el joven haitiano de nombre Jean ocupa las primeras páginas de los medios haitianos. La prensa internacional se interesa por igual. Es también tema de debate en las diferentes redes sociales. Ya dentro de la comunidad haitiana, varios grupos han nacido para discutir del sujeto; exigir justicia y para una gran mayoría exigir una vez por todas, la salida inmediata de los cascos azules de la ONU integrantes de la Misión de la Naciones Unidas para la estabilización de Haití (MINUSTAH). Las opiniones se han polarizado.
Hay ciudadanos que no dejan de manifestar su indignación frente a lo que ellos consideran como una prueba fehaciente e evidente del abuso sexual perpetrado contra el joven haitiano. Basándose por supuesto en las imágenes de aquel video difundido por Internet.
Otro grupo demuestra un poco mas de prudencia y quisiera esperar los resultados de una encuesta seria y científica capaz de revelar la realidad del contenido de este soporte visual.
Hay un grupo que va más allá de estas reflexiones para ver en este acto una trampa montada por sectores de la sociedad haitiana hostil a la presencia de la MINUSTAH en el país.
Personalmente, yo intenté por esta vez no dejar de llevarme por las emociones y prefiero esperar el veredicto de las encuestas para poder pronunciar mis pareceres con cierta objetividad.
Antes de plantear mis razones, quisiera reconocer públicamente la actitud más que correcta de las autoridades uruguayas quienes actuaron de manera más que adecuadas. Tomaron las medidas de lugar sin dejar de reconocer que actos de esta naturaleza empañaban la imagen no solamente del ejército sino también de toda la nación. Nosotros no caeremos en la estigmatización de todo un cuerpo castrense o de una nación basándonos en la conducta reprensible de unos de sus integrantes o de sus ciudadanos. A pesar de mi aversión hacia todo lo que representa fuerza castrense.
Creo también que nosotros los haitianos, lo que se nos hace realmente cuesta arriba soportar, es la presencia de los soldados de la ONU. Es decir que no hay problemas con la nacionalidad de los integrantes de este cuerpo que consideramos como una fuerza de ocupación.
Lo que esperamos del gobierno uruguayo es que esta encuesta llegue a su final y que las responsabilidades queden establecidas y que las culpabilidades queden castigadas.
Y sobre todo que esta actitud inhumana no se pierda en los laberintos de estas encuestas administrativas de la ONU sin resultados ni sanciones.
Como decía yo anteriormente, yo me pongo en el grupo de aquellos quienes prefieren esperar los resultados de las encuestas serias. Ya una red nacional de defensa de los derechos humanos ha publicado un informe. Pero de informe no tiene nada ya que los encuestadores de esta organización se han limitado en cuestionar a la víctima presumida y a ciertas personas cercanas a ella.
Tengo mis razones para no darle fe ciega a estas imágenes filmadas a partir de une teléfono móvil.
Hace unos años circulaba por el Internet un video horrible de algunos segundos que mostraba una persona de color negro soportaba el suplicio de una amputación de una mano por alguien que hablaba en español con un machetazo.
Pues el ciudadano de color negro no llevaba vestido ninguno, andaba con miedo y angustia. Ponía su mano encima de una piedra y el otro hizo volar la mano con un machetazo a nivel de la muñeca.
Las notas que acompañaban dicho video decía que se trataba de un dominicano cortándole la mano a un haitiano. Las imágenes eran francamente insoportables. Me sentí mal durante varios días. Alerté las redes sociales del Internet; informé mis amigos y ya estábamos preparando acciones de protestas. Las imágenes llegaron hacia instancias oficiales quienes después de investigaciones reconocieron que se trataba de una práctica muy común utilizada por paramilitares colombianos para castigar a campesinos acusados de haber colaborado con rebeldes de la FARC.
Vuelvo y repito que las imágenes mostradas por este video son horripilantes sin poder decir sin riesgo de equivocarse que se trata de actos de abusos sexuales. Las imágenes no permiten establecer eso.
Existen medios científicos y expertos capaces de detallar aquellas imágenes por imágenes para sacarle toda la verdad en torno a este acto.
Es exactamente esto que espera el pueblo haitiano.
Es lamentable que esta actuación le ponga un bemol en la relación amistosa que podían tener los haitianos grandes fanáticos de futbol suramericano con este país vencedor de la última copa America.
Y para reconciliar los haitianos con los uruguayos seria bueno que se organizara un partido entre las dos selecciones antes del mundial de Brasil!!!

Jonas Jolivert
Marseille, France
07/09/2011