ADSENSE

HCYN SEARCH

Google

EL PRECIO DEL AZUCAR ...

...HAITI YA TIENE UN PRIMER MINISTRO...LA NOMINACION DE LAURENT LAMOTHE COMO PRIMER MINISTRO HA SIDO 3 VOTOS EN CONTRA Y 2 ABSTENCIONES...LAURENT LAMOTHE DEBREA CONSTITUIR SU GOBIERNO Y PRESENTAR SU POLITICA GENERAL DELANTE DEL PARLAMENTO PROXIMAMENTE...

LIVING WITH ONE DOLLAR A DAY

martes, 2 de marzo de 2010

Destrucción en Chile


El presidente brasileño, Inacio Lula Da Silva, estuvo ayer en Chile, lo mismo que el secretario general de la OEA, José M. Insulza
La cifra de muertos subió a 723, mientras que hay 19 personas  desaparecidas, informó ayer  lunes en Santiago la Oficina Nacional de Emergencia. Unas 500,000 residencias resultaron averiadas o destruidas por el terremoto  que azotó a Chile el sábado. La ministra de Educación, Mónica Jiménez, anunció  que a partir del martes se entregarán tres comidas diarias a una parte de los afectados.
CONCEPCION, Chile. AP.- Decenas de individuos salieron nuevamente a las calles al atardecer para asaltar locales de alimentos, ropas, gasolineras y farmacias pese a los intentos de la policía por contener los saqueos, tras el terremoto del sábado que ha dejado 723 muertos. 
Ante el incremento de los saqueos, las autoridades ampliaron el toque de queda de las 20.00 horas hasta las 12.00 en la zona de Concepción, informó el subsecretario del Interior, Patricio Rosende.  Señaló que el aumento de la dotación militar y policial en la zona a 7,000 efectivos tiene el objeto de “restablecer el orden en todos los lugares donde sea alterado”. 
El toque de queda impuesto el lunes era desde las 21.00 hasta las 06.00. Es el primero que se implanta en Chile en dos décadas. 
Más seguridad
La presidenta Michelle Bachelet reaccionó reforzando la presencia militar en la zona de Concepción y anunció que 7,000 militares se desplegarán de inmediato en las zonas siniestradas. Asimismo, informó sobre el envío de 320 toneladas de ayuda mediante un puente aéreo en el que participarán 13 aviones y 24 helicópteros.  Bachelet habló en un aeropuerto de la fuerza Aérea, donde el lunes despidió a los militares.  Hombres y mujeres entraban a los locales para robar mercaderías y huían antes de la llegada de policías. Bandas de veintenas de hombres atacaron también algunas gasolineras y robaron el dinero a los expendedores de gasolina.
El pillaje tenían lugar pese al sobrevuelo de helicópteros de la policía, los intentos de policías antimotines por detenerlos y la llegada de centenares de militares que entraron a la ciudad bajo el aplauso de los residentes que gritaban “­finalmente, finalmente!” como una demostración de rechazo a los saqueadores.  Poco después, y por primera vez, surgió en el centro y en otros sectores de la ciudad un amplio y evidente despliegue de vigilancia militar.  Sin embargo, una turba de unos 30 individuos, saqueó también la municipalidad de la vecina comuna de Hualpén, destruyendo y robando computadores y otros artículos por lo que el alcalde Marcelo Alvarez, casi en llanto, pidió al gobierno “que ponga mano dura de una vez por todas porque esto está descontrolado. Se han tomado la ciudad”.  Un violento incendio estalló en el edificio de la tienda La Polar causando una nube gigantesca de humo oscuro.
La cifra de muertos subió a 723, mientras que hay 19 personas confirmadas como desaparecidas, informó ayer  lunes en Santiago la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi).
Unas 500,000 residencias resultaron averiadas o destruidas por el terremoto de magnitud 8.8 que azotó a Chile el sábado. 
La ministra de Educación, Mónica Jiménez, anunció en Santiago que a partir del martes se entregarán tres comidas diarias a una parte de los afectados.
 “Vamos a entregar 2.300 calorías diarias, estamos hablando de 80.000 personas (por cada comida), y empezando la segunda etapa vamos a ser capaces de atender 600.000”.
Agregó que los destinatarios de la entrega de comidas no serán solamente los niños, sino que toda la familia. 
Los vecinos de Concepción se organizaron para defenderse de posibles saqueadores que merodeaban algunos sectores, según pudieron constatar reporteros de la AP en la zona, donde el comercio está cerrado y se carece de agua y luz.