ADSENSE

HCYN SEARCH

Google

EL PRECIO DEL AZUCAR ...

...HAITI YA TIENE UN PRIMER MINISTRO...LA NOMINACION DE LAURENT LAMOTHE COMO PRIMER MINISTRO HA SIDO 3 VOTOS EN CONTRA Y 2 ABSTENCIONES...LAURENT LAMOTHE DEBREA CONSTITUIR SU GOBIERNO Y PRESENTAR SU POLITICA GENERAL DELANTE DEL PARLAMENTO PROXIMAMENTE...

LIVING WITH ONE DOLLAR A DAY

lunes, 29 de marzo de 2010

Representante de la ONU reconoce Estado dominicano no es racista

La República Dominicana, como país, no es racista, reconoció el domingo la Representante local del Sistema de las Naciones Unidas, Valerie Julliand, pero también reconoció que hay “personas y sectores” que la practican. Julliand, diplomada en Ciencias Políticas, con catorce años de trabajo en la ONU especialmente en cooperación internacional a grupos vulnerables en Asia y África, recordó que el marco jurídico nacional con sus leyes contra la discriminación racial fundamenta la inexistencia de racismo en el Estado dominicano. Aclaró que no obstante ese marco jurídico que incluye a la Constitución de la República hay una realidad que distinta a la que expresa ese marco jurídico que incluye a la Constitución de la República. “Sí, hay (en República Dominicana) unos seres humanos que son racistas; decir lo contrario sería mentir. Hay posiciones (racistas) y cada quien tiene la libertad de expresar esas posiciones. Sí, en el país hay personas racistas, lo que no implicaría afirmar que éste es un país racista, no”, explicó.
La funcionaria fue entrevistada en el programa En Una hora por el periodista Manuel Jiménez en Coral 39, en horario de 10 a 11 de la mañana, donde respondió preguntas sobre este y otros temas del Informe Periódico Universal 2006 de la ONU, que evacuó este marzo según lo programado la parte dominicana que había sido conocida en diciembre, antes del terremoto de enero en Haití.
La diplomática observó que ese Consejo de la ONU también se refiere en su informe a las violaciones en la sociedad dominicana a los derechos de las mujeres y de los niños, por lo que apeló a los medios a no limitar la difusión del contenido al tema haitiano.
Julliand afirmó que la delegación dominicana ante el Consejo no rechazó las recomendaciones sobre racismo y discriminación que se le habían hecho al gobierno dominicano.
Explicó que en la sesión de diciembre al país se le hicieron más de 75 recomendaciones de las cuales tomó nota y el 5 de diciembre aceptó 47 recomendaciones, pidió se le permitieran estudiar 31 y rechazo cinco.
“Lo que quiero decir es que las recomendaciones sobre racismo fueron aceptadas (por el Gobierno dominicano) durante la sesión, y el Gobierno sabe que fueron hechas en diciembre pasado, antes del terremoto”,
Explicó, por tanto, que los funcionarios gubernamentales lo que han desmentido aquí en el país son los artículos de prensa, “no la posición oficial que asumió el Gobierno durante el consejo”.
De ahí su explicación de que si se toman los acontecimientos sin ordenar el tiempo, resultaría obvio la inconsecuencia de quien no reconociera al país haber sido el primero en dar asistencia al pueblo haitiano tras el terremoto de enero, cuando el informe estaba elaborado a diciembre y la parte dominicana este marzo.
Cada año el Consejo de Derechos Humanos revisa la situación de 48 países miembros hasta completar la matrícula de los 192 procesos que comenzó en 2006, por lo que el turno dominicana correspondió a diciembre del año pasado.
Un año antes, el país estudiado rinde su informe que se analiza junto al de la ONU antes de la sesión del Consejo, en este caso del 3 al 5 de diciembre pasado, cuando la delegación dominicana fue a Ginebra y presentó el suyo y escuchó las recomendaciones de los otros 47 miembros.
En otro aspecto, Julliand consideró positivo que haya distintas visiones sobre quiénes y cómo deben ser administrados los fondos que aportará la comunidad internacional para reconstruir a Haití, lo cual deberá determinarse en la cumbre que celebrará la ONU el 31 de este mes en su sede, en Nueva York.
Como ejemplo, citó que si en la administración de dichos recursos predominara un organismo especializado en destinar recursos hacia infraestructuras, los fondos obviamente priorizaran las obras públicas en lugar del enfoque social.
Por esa razón, prevé que allí podría aprobarse que las ayudas también sean ejecutadas de manera bilateral, directa, por ejemplo entre la Unión Europea y Haití.
Al respecto, el gobierno haitiano reivindicó su derecho a administrar junto a organismos internacionales los fondos, posición que planteó su primer ministro Jean Max Bellerive en la reciente Conferencia Técnico Preparatoria que tuvo lugar este mes en República Dominicana.
http://www.elnuevodiario.com.do/app/article.aspx?id=192729