ADSENSE

HCYN SEARCH

Google

EL PRECIO DEL AZUCAR ...

...HAITI YA TIENE UN PRIMER MINISTRO...LA NOMINACION DE LAURENT LAMOTHE COMO PRIMER MINISTRO HA SIDO 3 VOTOS EN CONTRA Y 2 ABSTENCIONES...LAURENT LAMOTHE DEBREA CONSTITUIR SU GOBIERNO Y PRESENTAR SU POLITICA GENERAL DELANTE DEL PARLAMENTO PROXIMAMENTE...

LIVING WITH ONE DOLLAR A DAY

lunes, 22 de marzo de 2010

ESTADOS UNIDOS: Miles reclaman la reforma migratoria

EFE - 3/22/2010 OBAMA DIJO A LOS MANIFESTANTES QUE PUEDEN CONTAR CON SU RESPALDO
Washington.- Decenas de miles de manifestantes se concentraron ayer en el National Mall de Washington para pedir una reforma de la restrictiva normativa sobre inmigración y para exigir una salida legal a los 10,8 millones de extranjeros que viven en el país sin posibilidad de acceder a la ciudadanía.
En un ambiente festivo, los activistas ondearon banderas estadounidenses y esgrimieron pancartas con lemas como “El cambio requiere coraje” o “¡Obama, no olvides tu promesa!”.
Las autoridades municipales no dieron una estimación oficial de asistentes, pero los organizadores estimaron, incluso antes de la celebración de la marcha, que habría más de 200.000 personas en la manifestación. Además, la mayoría de los manifestantes parecían de origen latino, y eran frecuentes los gritos en castellano como el “Sí, se puede”, equivalente al “Yes, we can” famoso durante la campaña presidencial de Barack Obama. Tras la marcha hubo varias intervenciones, como la del director ejecutivo de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP), Ben Jealous, que destacó los recientes esfuerzos de los líderes de la comunidad latina para lograr cargos políticos entre un electorado que se preocupa por que los inmigrantes latinos copen los puestos de trabajo mal pagados tradicionalmente ocupados por los negros.
También intervino el cardenal Roger M. Mahony, integrante de la Conferencia Episcopal católica estadounidense, un defensor de la legalización, que compartió escenario con religiosos evangélicos como el obispo Darlingston Johnson, de Bethel World Outreach Ministries. La Conferencia Nacional de Líderes Hispanos Cristianos, la principal organización de latinos evangélicos de Estados Unidos, también se sumó a la iniciativa, así como la Asociación Nacional de Evangélicos, que agrupa a 450,000 iglesias.
Al principio, centenares de manifestantes se concentraron frente a la Casa Blanca en anticipo de la marcha. Muchos de ellos lucían camisetas oscuras en las que se leía “No más promesas rotas. No más familias separadas” y otros portaban camisetas blancas y banderas estadounidenses.
Mientras se desarrollaba la manifestación previa en la Casa Blanca, se celebraban vigilias interconfesionales en distintos puntos de la ciudad.Y en el Mall, miles de personas se concentaron en preparación para la marcha.
Los manifestantes tratan de dar un impulso a una reforma que cree una vía para la legalización de los inmigrantes indocumentados que ya se encuentran en EE.UU., permita a los trabajadores traer a sus familias e impida la explotación laboral.
Las marchas se producen tres años después de las grandes manifestaciones por todo el país para reclamar una reforma que entonces concluyó en fracaso en el Congreso.
La semana pasada, en una señal hacia los defensores de la medida, el presidente Obama -quien asegura que mantiene su compromiso con la reforma- se reunió con representantes de los grupos pro inmigrante y con los senadores Chuck Schumer y Lyndsey Graham, quienes lideran los esfuerzos en el Congreso para recabar apoyo a la iniciativa.
Esa propuesta prevé, entre otras cosas, la creación de una tarjeta de Seguridad Social biométrica, que todos los trabajadores tendrían que portar, y los empleadores comprobar, para demostrar que tienen permiso laboral.
La medida también establece una vía para la legalización de los cerca de once millones de indocumentados que se calcula que se encuentran en Estados Unidos, y prevé el endurecimiento de la vigilancia fronteriza.
LEGALIZACIÓN SÍ, DEPORTACIÓN NO
Los comentarios grabados de Obama se difundieron justo cuando el mandatario buscaba los votos de último minuto por la reforma de salud, el tema que ha ocupado buena parte de la atención del gobierno federal durante el primer año del mandatario en el cargo.
Los manifestantes agitaron banderas de Estados Unidos y mostraron carteles que decían en inglés y español “Legalización sí, deportación no”. Casi media hora después del inicio de la marcha, a las 14.00 horas, los manifestantes abarcaron el equivalente a cuatro cuadras.
Los organizadores dijeron que miles de personas viajaron desde diversas partes del país para participar en la marcha, la cual fue impulsada por organizaciones comunitarias, laborales y religiosas.
http://www.listin.com.do/app/article.aspx?id=135670