ADSENSE

HCYN SEARCH

Google

EL PRECIO DEL AZUCAR ...

...HAITI YA TIENE UN PRIMER MINISTRO...LA NOMINACION DE LAURENT LAMOTHE COMO PRIMER MINISTRO HA SIDO 3 VOTOS EN CONTRA Y 2 ABSTENCIONES...LAURENT LAMOTHE DEBREA CONSTITUIR SU GOBIERNO Y PRESENTAR SU POLITICA GENERAL DELANTE DEL PARLAMENTO PROXIMAMENTE...

LIVING WITH ONE DOLLAR A DAY

viernes, 26 de marzo de 2010

UNPHU realiza conferencia sobre sismo en Haití

8:25 PM - Santo Domingo.- Existe un alto riesgo sísmico para toda la isla debido a las condiciones Sismotectónicas –Geológicas de La Zona del Caribe creando un área con una sismicidad muy activa, expresaron los profesores los Profesores Luis R. Peña L. y Orlando Franco durante una conferencia presentada en La Universidad Pedro Henríquez Ureña, UNPHU.

El geólogo Ing. Orlando Franco explicó que un plan elaborado por ellos en el 2001, en el cual se creó un posible escenario de los efectos de un terremoto de 7.5, en la zona del Cibao (Santiago) y el cual fue comparado con el terremoto del 12 enero. Con esta presentación actualizada llegan a la conclusión de que los suelos de Puerto Príncipe y del Valle del Cibao poseen suelos aluviales, los cuales, en el caso de ocurrir un sismo de dicha magnitud incrementaría las ondas sísmicas y por ende el peligro.

Estas consideraciones son el resultado de una visita de reconocimiento de 7 días a la región afectada por el sismo de Haití con magnitud 7.0 en la escala de Richter, junto al Grupo de Reconocimiento en Geo-Ingenierías para Eventos Extremos (GEER), dirigido por la Dra. Ellen Rathje (de la Universidad de Texas) e intercambios en el campo con el Dr. Paul Mann de La Universidad de Texas and Dr. Rich Koehler de la División de Geología y Levantamiento Geofísico de Alaska.

La conferencia, dentro de los Espacios UNPHU, fue efectuada en la Sala de Conferencias y organizada por la Facultad de Ciencias Agropecuarias y Recursos Naturales. Asistieron las principales autoridades académicas como son el Vicerrector de Gestión de la UNPHU y Decano de dicha facultad, José Rafael Espaillat Ph.D; la Vicerrectora Académica, Lic. Daniela Franco de Guzmán; el Vicerrector de Post-grado, Inv. Y Desarrollo, Ing. Víctor Beras Carpio y el Director del Departamento de Recursos Naturales, Ing. Roberto Suriel. Ademas asistieron importantes personalidades, así como estudiantes, medios de comunicación y público en general.

Los penelistas explicaron que el riesgo sísmico se debe a que la mayoría de las islas de las Antillas Mayores, La Española (Haití y La República Dominicana), Jamaica y Puerto Rico están dentro del Contacto Norte de la Placa del Caribe con la Placa de Norteamérica, el acomodamiento por fallas geológicas activas del desplazamiento de la Placa del Caribe hacia el Este con relación a la Placa de Norteamérica que se desplaza hacia el Oeste, con un promedio 21-24 mm/año y de aproximadamente 16 mm/año con relación a la Placa de Suramérica y la Sismicidad activa de la Isla Española que se evidencia por los Sismos Históricos, instrumentales, Recientes y Prehistóricos que la han afectado.

Explicaron que existe una similitud en los riesgos sísmicos para los dos países que comparten la isla Española (República de Haití y la República Dominicana), pero es mayor para la República Dominicana, citando varias razones para ellos: Ambos países comparten la isla Española o Hispaniola que se localiza dentro del contacto Norte de las Placas Caribe – Norteamérica; La Zona de Falla Enriquillo-Plantain Garden que pasa a través de toda la península sur de Haití, se extiende también desde la parte sur de Petion Ville hacia la parte Suroeste de la República Dominicana; Como en la Zona de Falla Enriquillo-Plantain Garden (Falla Transcurrente) que pasa por toda la península sur de Haití, y que acomoda 7 milímetros/año o sea 30% de total del desplazamiento de las Placas Caribe Norteamérica lo hace la Zona de Falla Septentrional (Falla Transcurrente) que pasa todo el valle del Cibao desde la parte sur de la península de Samaná hasta el área norte de Manzanillo del país, acomodando según los estudios paleosísmicos 9+/-3 milímetros/año o sea de 30 a 50% (Prentice et al.,1997-2004) del total de desplazamiento entre las placas.

El segmento central de La Zona de Falla Septentrional según los estudios paleosísmicos ha acomodado energía suficiente en los últimos 800 años para generar un sismo mayor de 7.5 magnitud Richter, representando para la República Dominicana un riesgo sísmico mayor y posibles consecuencias mayores que lo que ha ocurrido en Haití.

La Zona de Falla Septentrional se extiende hacia la parte submarina en Manzanillo hasta unirse con la falla de Oriente sur de Cuba que es su continuidad hacia el Oeste, pasando al norte de Cabo Haitiano, y ha producidos daños relacionados a terremotos históricos relacionados a ella, tanto para Haití como a la República Dominicana.

Similar a las localizaciones de las principales ciudades en la península sur de Haití sobre depósitos de abanicos aluviales, llanuras y terrazas -paleo terrazas fluviales, suelos de granulometría fina (no consolidados y depósitos meteorizados topográficamente elevados que amplificaron las ondas sísmicas, sufrieron licuefacción, desplazamiento o extensión lateral, asentamientos y causaron severos daños a las propiedades públicas y privadas, ocurrirá en la República Dominicana, debido a que muchas áreas de nuestras ciudades y municipios se ubican sobre depósitos con las mismas características.

En nuestro país hay un mayor riesgo sísmico, porque además de las fallas transcurrentes mencionadas hay un componente de subducción en la parte noreste, capaz de generar grandes sismos como ya lo ha hecho histórica y recientemente (sismos desde 1943 al 1953 con magnitud en la escala de Richter mayor de 7.0 y el de 22 de septiembre de 2003 con magnitud de 6.5).

Describieron como diferentes efectos secundarios relacionado al sismo magnitud 7.0, del 12 de enero del 2010 en Haití (licuefacción, levantamiento de la corteza en la costa norte de la península sur de Haití, zonas de extensión o desplazamiento lateral, deslizamientos, amplificación de ondas en el terreno), unidos a la alta vulnerabilidad social y estructural causaron severos daños a las obras de infraestructuras de ese país y las muertes de más de 200,000 personas.
Describieron que hubo una correlación entre los diferentes ambientes geológicos (rocas y suelos locales) y los daños que se produjeron en las principales ciudades localizadas en la región afectada por el sismo. Aunque reconocieron que hubo combinaciones de factores que ayudaron a incrementar los daños por ejemplo: pobre calidad de los materiales, diseños estructurales no adecuados para zonas sísmicas, efectos de topografía.
Explicaron que los fenómenos geotécnicos de licuefacción y extensión o desplazamiento lateral, así como los asentamientos produjeron daños a línea de costa al norte de la península sur de Haití, donde el mar penetró tomando parte de la costa hasta más de 150 metros en varios áreas, manifestándolo en las propiedades públicas y privadas. Destacaron que es conveniente que las inversiones en los proyectos de desarrollo del Sector Turístico en la República Dominicana tomen en cuenta esta situación, que ocurre en la zona costera.
Fueron bastante explícitos de que la no actividad por largo tiempo (no generación de sismos) de las fallas activas con la acumulación de deformación en la roca (energía) y con su superficie de ruptura muy somera menor de 20 kilómetros constituye un peligro mortal para ciudades con densidades poblacionales elevadas y con un alto grado de vulnerabilidad, localizada muy próxima a la línea o rastro activo de la falla. Presentando que como consecuencia del sismo de Haití, hasta el día 25 de Febrero de 2010, el gobierno de Haití y ONU habían anuncian oficialmente la muerte de más de 222, 000 personas. Incluyendo la muerte del Arzobispo de Haití Monseñor Joseph Serge Miot y Hédi Annabi, jefe de la misión de la ONU, que Hubo más de 300,000 personas heridas, más de 1.1 millones de personas sin hogar, con 97,294 casas destruidas y 188,383 dañadas.
De su reconocimiento a lo largo del rastro activo de la Zona de Falla Enriquillo Plantain Garden (ZFEPG) concluyeron que no hubo rupturas superficiales en área terrestre relacionadas con el mismo y que actualmente un equipo de los Estados Unidos (Dr Paul Mann, Dra. Carol Prentice y otros) investiga la parte submarina entre L’cul y Port Royal. Explicaron que si no se encuentra roturas a lo largo del rastro activo en la parte submarina se tendría que concluir que no fue la Zona de Falla Enriquillo Plantain – Garden la responsable de este terremoto, sino otra no conocida, y se aumenta la amenaza para Haití y la República Dominicana.
Terminaron destacando que los resultados presentados en la conferencia nos llevan a varias acciones que deben implementarse simultáneamente, aprovechando al máximo el tiempo que tenemos antes de que ocurra el terremoto en la República Dominicana:
-Es urgente la Implementación de programas de educación pública para terremotos, realizándolo a nivel nacional con personal calificado y apoyo logístico apropiado.
-Es urgente la Evaluación y posterior adecuación de las estructuras construidas de servicios indispensables, Palacio Nacional, Palacios Municipales, Aeropuertos, hospitales, escuelas, estaciones de bomberos, Cuartel de Policías, Fortalezas, Recintos Penitenciarios, Albergues, Colegios, Universidades, Iglesias construidos antes de 1979 y cualquier otra infraestructura que alberque en un momento determinado gran concentración de personas y luego continuar con las demás edificaciones.
-Es urgente el Reforzamiento de la Red Sísmica Nacional con la instalación de los equipos adecuados en los lugares apropiados con mantenimiento riguroso y contínuo. Teniendo en cuenta que las informaciones deberán ser de conocimiento público para uso de academias e investigación sísmica.
-Es urgente la Instalación de una red de acelerógrafos en edificaciones mayores de seis (6) niveles y en las diferentes unidades geológicas y suelos, para conocer los niveles de aceleraciones de los mismos y así poder actualizar los espectros de diseños con datos reales para la República Dominicana.
-Es urgente Instalación de sistema de prevención de maremotos (Tsunami) que sea realmente funcional para toda la isla con énfasis en la zona más propensa a la ocurrencia de maremotos.
-Es urgente realizar mapas de microzonificación Sísmica para la planificación y el ordenamiento territorial de nuestras ciudades.
-Es aconsejable el Intercambio de conocimiento científico con Haití con quien compartimos la historia sísmica de la isla para programas de mitigación del riesgo sísmico, instalación red sísmica de Haití.
-Es urgente que los gobiernos (nacional y municipal) entiendan que necesitan ser participantes en todas las actividades relacionadas con terremotos, y no solamente para los Reglamentos de Construcción. Ellos necesitan tener un liderazgo activo en las acciones propuestas, ya que de este modo conocerían el problema, y trabajarían consistentemente para minimizar los efectos de los terremotos y los inducidos por ellos.
http://www.elnuevodiario.com.do/app/article.aspx?id=192419