ADSENSE

HCYN SEARCH

Google

EL PRECIO DEL AZUCAR ...

...HAITI YA TIENE UN PRIMER MINISTRO...LA NOMINACION DE LAURENT LAMOTHE COMO PRIMER MINISTRO HA SIDO 3 VOTOS EN CONTRA Y 2 ABSTENCIONES...LAURENT LAMOTHE DEBREA CONSTITUIR SU GOBIERNO Y PRESENTAR SU POLITICA GENERAL DELANTE DEL PARLAMENTO PROXIMAMENTE...

LIVING WITH ONE DOLLAR A DAY

viernes, 19 de marzo de 2010

Varias ONGs de Haití critican el plan oficial de reconstrucción del país

Piden descentralización

Un grupo de organizaciones y movimientos no gubernamentales de Haití denunció este jueves que el Gobierno de ese país ha elaborado un proyecto de reconstrucción nacional tras el sismo de enero enfocado en la restauración y no en el desarrollo, y caracterizado por la exclusión de los actores sociales haitianos.

Las ONG entregaron un documento en Santo Domingo en el quecriticaron los alcances del Plan de Acción Nacional para la Reconstrucción y el Desarrollo de Haití, discutido y aprobado en una conferencia técnica preparatoria de carácter internacional que concluyó ayer en la capital dominicana.
"Lamentamos que este documento, producido por un grupo de 300 tecnócratas, sea presentado en primer lugar a los donantes, sin que antes se haya agotado un proceso amplio de consulta con los actores sociales haitianos", afirmaron organizaciones como el Grupo de Apoyo a Refugiados y Repatriados (GARR), la Conferencia Episcopal Nacional de Justicia y Paz y la Confederación de Haitianos por la Reconciliación.
Asimismo, advirtieron de que una reunión programada para mañana en Puerto Príncipe entre el Gobierno y "algunas organizaciones" de la sociedad civil del país "no puede sustituir a los verdaderos mecanismos de participación de los distintos componentes de la sociedad haitiana en la definición de su futuro colectivo".

Descentralización

En concreto, exigieron que el plan de reconstrucción incluya la descentralización, un mayor acceso a los servicios de educación, salud, agua potable, saneamiento, comunicación, energía eléctrica y vivienda, así como la valoración del idioma creole, hablado por toda la población, protección del medio ambiente y la prevención de los riesgos frente a los eventos naturales.
Las organizaciones demandaron, además, la reorganización del sistema de salud con hospitales en los diferentes departamentos, la valoración de la medicina tradicional, atención particular a la salud de las mujeres y que todos los haitianos, sin distinción social, tengan acceso al sistema de justicia.
"La situación de crisis generada por el terremoto nos plantea el desafío de iniciar un proceso alternativo destinado a definir un nuevo proyecto de nación, que contemple estrategias serias para superar la exclusión, la dependencia política y económica", destacaron.

Más reclamos

En ese sentido, consideraron que es necesario el "divorcio" con los paradigmas que se han seguido hasta ahora en Haití y desarrollar un proceso de inclusión y movilización de los actores sociales.
Las movimientos sociales haitianos exigieron al Gobierno la ruptura del actual sistema económico, que, aseguraron, sólo funciona para la acumulación de riquezas y la especulación.
"Exigimos la ruptura con la exclusión en Haití, para crear una verdadera integración basada en la justicia social y destinada al fortalecimiento de la cohesión nacional, que permita la participación y la movilización de las fuerzas sociales tradicionalmente excluidas como las mujeres, los campesinos, los jóvenes y los artesanos, entre otros grupos".
En el documento, las organizaciones no gubernamentales haitianas formularon un llamado a la movilización y anunciaron la realización "pronto" de una "asamblea del pueblo haitiano", en la que se abordarán los desafíos y se definirán estrategias para la construcción alternativa del país.
La conferencia técnica preparatoria en favor de Haití, que reunió durante dos días en Santo Domingo a casi 30 países y organismos internacionales, acordó proporcionar 350 millones de dólares en apoyo al presupuesto de 2010 del país.
La reunión también decidió plantear a la conferencia de donantes que se celebrará en la sede de la ONU en Nueva York, la entrega de 3.800 millones de dólares para ejecutar tareas de reconstrucción del país durante un período de 18 meses.