ADSENSE

HCYN SEARCH

Google

EL PRECIO DEL AZUCAR ...

...HAITI YA TIENE UN PRIMER MINISTRO...LA NOMINACION DE LAURENT LAMOTHE COMO PRIMER MINISTRO HA SIDO 3 VOTOS EN CONTRA Y 2 ABSTENCIONES...LAURENT LAMOTHE DEBREA CONSTITUIR SU GOBIERNO Y PRESENTAR SU POLITICA GENERAL DELANTE DEL PARLAMENTO PROXIMAMENTE...

LIVING WITH ONE DOLLAR A DAY

miércoles, 31 de marzo de 2010

Se distribuirán en comedores sociales y centros controlados

Rayos de esperanza para Haití Cristina Galafate, Madrid
Casi tres meses después del terremoto que asoló Puerto Príncipe, Haití sigue necesitando ayuda. Por ello, más allá de las ONG, un grupo de ciudadanos comprometidos se han unido para llevar a cabo un proyecto privado de ayuda al desarrollo que instalará diez cocinas solares en el país.
Se trata de una iniciativa que parte del chef de prestigio internacional José Andrés, el comunicador ambiental y microempresario solar Manolo Vilchez y el periodista y escritor Carlos Fresneda. Los tres formarán un equipo humano que distribuirá esta tecnología, junto con recipientes y utensilios para la cocción con calor retenido, en comedores sociales y centros controlados por organizaciones humanitarias.
"Las condiciones climáticas de Haití, un lugar donde abunda el sol, son muy favorables para el uso de estas cocinas. Nosotros mismos nos encargaremos de su montaje y enseñaremos a la población su funcionamiento mediante talleres", explica Vilchez, que se encargará de la coordinación y de la logística de los portes.
Las cocinas, parabólicas y de escala doméstica, están fabricadas en España. Pertenecen al modelo 'alSol 1.4' con un diseño de aluminio de 1,40 de diámetro y pesan 11 kilos. "Una sola cocina utilizada a pleno rendimiento puede preparar doscientas raciones al día, aprovechando la energía solar para procesar los alimentos", añade.
Nada más conocer el plan solidario, que se desarrollará entre los días 9 y 16 de abril, muchas personas han querido sumarse al mismo. Así, Telmo de la Quadra Salcedo, coordinador de la ONG Madrid Rumbo al Sur, y Raúl Larriba y Susana López, miembros de Ingeniería Sin Fronteras País Vasco, colaborarán con el envío de materiales y su coordinación. "Este viaje se paga de nuestro bolsillo y de las donaciones que asociaciones y empresas nos han aportado voluntariamente", cuenta Manolo Vilchez.
De tener éxito, es muy posible que el proyecto se traslade a otros países. "Las cocinas solares son de absoluta vigencia humanitaria, pues se trata de una tecnología que se instala de forma definitiva en lugares de pobreza energética. De esta manera, la población no depende del carbón, ni tiene que desplazarse decenas de kilómetros para conseguir la leña", dice Vilchez.
http://www.elmundo.es/elmundo/2010/03/30/solidaridad/1269963887.html