ADSENSE

HCYN SEARCH

Google

EL PRECIO DEL AZUCAR ...

...HAITI YA TIENE UN PRIMER MINISTRO...LA NOMINACION DE LAURENT LAMOTHE COMO PRIMER MINISTRO HA SIDO 3 VOTOS EN CONTRA Y 2 ABSTENCIONES...LAURENT LAMOTHE DEBREA CONSTITUIR SU GOBIERNO Y PRESENTAR SU POLITICA GENERAL DELANTE DEL PARLAMENTO PROXIMAMENTE...

LIVING WITH ONE DOLLAR A DAY

miércoles, 3 de febrero de 2010

ONU asume que aún falta mucho por hacer para cubrir necesidades de haitianos

Ginebra, 2 feb (EFE).- Naciones Unidas mejora día a día su asistencia a los damnificados de Haití, pero aún queda mucho por hacer antes de poder satisfacer las necesidades de todos aquellos que precisan ayuda. Así lo reconoció hoy el secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Humanitarios, John Holmes, quien se mostró muy realista respecto a los esfuerzos realizados y a los desafíos pendientes tras el terremoto que arrasó Haití el pasado 12 de enero.
"Estamos mejorando día a día y nuestra asistencia se extiende y crece constantemente, pero todavía falta un significante camino por recorrer para poder alcanzar y ayudar a todo aquel que lo necesita", afirmó Holmes en rueda de prensa.
"Todavía estamos en el momento en que cada día es vital", agregó.
A su entender, el problema más controlado es la distribución de agua. "Podemos decir que casi todo el mundo tiene acceso al agua potable", lo que cubre no sólo su ingestión, sino que es clave para evitar enfermedades como el cólera e infecciones gastrointestinales.
En relación a la distribución de alimentos, Holmes señaló que el Programa Alimentario Mundial comenzó hoy mismo una gran campaña para establecer 16 puntos de distribución de comida que cubra las necesidades de la población.
"Esta campaña se llevará a cabo a través de la distribución de cupones, por lo que esperamos que sea más ordenada que durante los primeros días de auxilio", precisó.
Una vez cubierta las necesidades básicas de comida, agua y control de la propagación de las enfermedades, los responsables de Naciones Unidas se centrarán en los próximos días en dar "el mejor refugio posible a los haitianos".
Se decidió "dejar a las personas donde estén, sean en campamentos improvisados, sea en las ruinas de sus casas. Darles lo necesario para que puedan cubrirse, y vivir lo más dignamente posible, pero sin moverlos", afirmó Holmes.
El secretario general adjunto señaló que esta decisión había sido tomada en consenso entre los trabajadores humanitarios y el gobierno, y apoyada por las ONGs presentes sobre el terreno.
"Los expertos dijeron que era la mejor solución. La gente no se quiere ir de donde está, quieren estar cerca de sus casas, aunque estén destruidas; quieren estar cerca de sus trabajos. Además, si se establecen grandes campamentos, después es muy difícil desmantelarlos, y algo que tenía que ser temporal se eterniza", justificó Holmes.
Por eso los trabajadores humanitarios están distribuyendo plásticos, mantas y artículos de primera necesidad para permanecer a la intemperie, a pesar de que no servirán de nada en caso de que haya un huracán en la próxima estación de lluvia.
"Todavía es una solución muy temporal, nadie lo niega. Y sí, hay mucha frustración, pero es lo que se puede hacer por ahora. La situación mejora día a día", repitió Holmes.
En relación a los menores desamparados, el secretario general adjunto dejó muy claro que se han puesto en marcha todos los mecanismos para evitar que haya secuestros de niños, y repitió que no se concluirán adopciones que no estuvieran aprobadas antes del sismo.
Respecto al monto de los salarios que reciben los haitianos que trabajan para la ONU en tareas de reconstrucción u otras, Holmes señaló que son "adecuados a la media salarial en el país".
"Lo que no podemos es destruir el mercado local. La media de un jornal diario en Haití es de 3 dólares, nosotros les pagamos 4", argumentó.
Holmes explicó que actualmente hay 25.000 haitianos contratados por Naciones Unidas y que el objetivo es llegar a unos 250.000.
Preguntado sobre la seguridad, Holmes admitió que la situación sigue "siendo volátil", aunque aclaró que por ahora se mantiene el control de la situación.
Por ello considera que los soldados estadounidenses y canadienses presentes en Haití deben permanecer "por lo menos unos meses. Pero en cuanto el Gobierno y los cascos azules puedan hacerse cargo de la situación, estoy seguro que se retirarán sin ningún tipo de problemas".
Holmes no pudo poner una fecha a esa retirada. Además, reconoció que Naciones Unidas "no tiene un plan a largo plazo", porque la acción sobre el terreno aún se considera de emergencia. EFE
Autor: Marta Hurtado