ADSENSE

HCYN SEARCH

Google

EL PRECIO DEL AZUCAR ...

...HAITI YA TIENE UN PRIMER MINISTRO...LA NOMINACION DE LAURENT LAMOTHE COMO PRIMER MINISTRO HA SIDO 3 VOTOS EN CONTRA Y 2 ABSTENCIONES...LAURENT LAMOTHE DEBREA CONSTITUIR SU GOBIERNO Y PRESENTAR SU POLITICA GENERAL DELANTE DEL PARLAMENTO PROXIMAMENTE...

LIVING WITH ONE DOLLAR A DAY

jueves, 18 de febrero de 2010

Denuncian situación de niños haitianos que quedaron huérfanos por

Santiago (R.Dominicana), 17 feb (EFE).- Muchos niños que quedaron huérfanos a causa del sismo que afectó a Haití el 12 de enero conviven en los refugios con adultos en un ambiente de promiscuidad, hacinamiento e insalubridad y corren el riesgo de ser víctimas de abusos o tráfico de menores, denunciaron hoy religiosos dominicanos.
Éstos, liderados por el pastor evangélico Pablo Ureña, presidente del programa "Niños por una Esperanza", de la ciudad dominicana de Santiago (norte), visitaron el pasado fin de semana Puerto Príncipe y otras zonas afectadas por el terremoto y a su regreso dijeron que la situación de los niños de esa nación es "tétrica" y "desoladora".
"Esos niños no solo tienen el sufrimiento del hambre y la miseria, sino que tienen el peligro constante de ser abusados o traficados a otros países como la República Dominicana", señaló Ureña.
Para el prelado, la Unicef y otros organismos internacionales que tienen presencia en Haití deben garantizar la seguridad física y mental de los menores.
En ese contexto, estimó que todos los sectores que trabajan en la reconstrucción de Haití tienen que hacer un mayor esfuerzo a favor de los niños de ese país.
Sostuvo que los niños y adolescentes haitianos sufren hambre, desatención, insalubridad, maltratos y abusos de todas índole.
Asimismo, informó que en su visita pudo observar que las ayudas siguen llegando a la nación caribeña, pero que su distribución no es buena, por lo que se debe mejorar en ese aspecto.
Ureña, quien dirige un programa que ha rescatado a más de 300 niños que trabajaban en el vertedero de Rafey, en la ciudad de Santiago, destacó que se trata de organizar las cosas y poner a caminar al pueblo haitiano, pero que todavía hay muchos problemas.
El terremoto que asoló la capital de Haití, Puerto Príncipe, y otras localidades el pasado 12 de enero dejó 217.000 muertos e incalculables daños materiales, según fuentes de ese país. EFE