ADSENSE

HCYN SEARCH

Google

EL PRECIO DEL AZUCAR ...

...HAITI YA TIENE UN PRIMER MINISTRO...LA NOMINACION DE LAURENT LAMOTHE COMO PRIMER MINISTRO HA SIDO 3 VOTOS EN CONTRA Y 2 ABSTENCIONES...LAURENT LAMOTHE DEBREA CONSTITUIR SU GOBIERNO Y PRESENTAR SU POLITICA GENERAL DELANTE DEL PARLAMENTO PROXIMAMENTE...

LIVING WITH ONE DOLLAR A DAY

lunes, 21 de junio de 2010

Ceara Hatton critica doble moral en tema de la migración haitiana

El problema que representa la presencia masiva de haitianos ilegales en el país no podrá resolverse mientras persista la política de doble estándar que practica el Estado dominicano, que por un lado los contrata irregularmente y por otro les exige que tengan documentación en regla, afirmó el economista Miguel Ceara Hatton. Para el director de la Oficina de Desarrollo Humano del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), resolver el problema de la migración ilegal haitiana es “sumamente importante” para la República Dominicana. No obstante, el experto considera el problema es la existencia de “un doble estándar con este tema: por un lado tienes a los empresarios, inclusive al mismo Estado contratando la mano de obra haitiana irregularmente, un sector en condiciones de informalidad. Ese mismo Estado les exige papeles (a los haitianos ilegales) para estar aquí”. Ceara Hatton estima que lo correcto es que el Estado decida si acoge a los haitianos en su condición de ilegales o no los acoge. “Si los coges, tiene que regularizar la situación; tiene que haber normas, tiene que haber leyes, toda una normativa de las condiciones laborales igual que para un dominicano. Si no lo vas a hacer así, entonces no lo cojas. No podemos aplicar la ley para una cosa y para otras cosas no aplicar la ley”.
Entrevistado por Pablo McKinney en su programa televisivo “De la semana”, el ejecutivo del PNUD dijo que el Estado, ejerciendo su soberanía, puede decidir qué extranjero vive aquí, pero “cualquier acción que se haga tiene que ser respetando los derechos humanos”.
“El gran problema de este tema haitiano es que tenemos más de 20 años y el problema solo se deteriora porque no hay un mecanismo de regulación, no hay una política de Estado con relación al tema haitiano”, apuntó Ceara Hatton.

Políticas sociales
Al comentar el más reciente estudio realizado por la Oficina de Desarrollo Humano del PNUD, encargado por el Ministerio de Economía y Desarrollo, Ceara Hatton expresó que han encontrado serios déficits en las políticas sociales, por lo que en la situación actual son incapaces de forjar ciudadanía.
Señaló que en materia de educación, “hemos avanzado en cobertura, pero en calidad hemos bajado. Ha habido un deterioro muy fuerte en la situación de la calidad educativa”.
Con relación a la salud, Ceara Hatton manifestó que los resultados son ineficientes y citó el caso de la mortalidad materna. “Tenemos una tasa de parto asistido del orden del 98 por ciento y una tasa de mortalidad de 150 por 100,000, que es muy, muy alta”.
Estimó que con una cobertura de 98 por ciento de los partos “deberíamos tener una tasa de 40 muertes por cada 100,000 nacimientos, pero tenemos 150 muertes”.
Admitió que hay mucha infraestructura, hay médicos suficientes, pero están muy mal distribuidos. “En el territorio nacional hay zonas donde no hay médicos, hay zonas donde sobran. Igual ocurre con los hospitales, hay muchas instalaciones físicas en centros de salud, pero muchas veces no tienen los recursos”, agregó el experto del PNUD.
Consideró una virtud del estudio encargado por el Ministerio de Economía el hecho de que identifica los problemas y aporta ideas de cuál debe ser la respuesta, por lo que constituye un insumo para el debate y elaboración de la Estrategia Nacional de Desarrollo proyectada para los próximos veinte años.
“Lo que hace este documento es hacer explícito a la población los derechos que tiene y qué debe hacerse en cada uno de los ámbitos para materializar esos derechos. Ahora, indudablemente no hay una teoría de la movilización, no hay un planteamiento, lo que sigue es un tema de movilización social alrededor de la demanda de esos derechos”, afirmó Ceara Hatton.
Apuntó que el estudio “es un instrumento para que el Estado pueda actuar, pero también un documento para la ciudadanía. Hay leyes, pero no se cumplen. La ciudadanía debe conocer qué se puede hacer en cada caso”.
Consideró que el pueblo ha perdido la capacidad de movilización social. “La sociedad dominicana está acostada. Los niveles de movilización social que tuvimos en la República Dominicana en la primera mitad de la década de los noventa, hoy día están muy desmovilizados. Están (las fuerzas) muy desmovilizadas por la forma como funciona el sistema político. El sistema político funciona de manera clientelar y la forma de inserción social es a través de la política”, acotó.

Modelo económico agotado
Ceara Hatton expresó que hay un agotamiento del modelo económico del país sin que haya disminuido la pobreza ni incorporado a la fuerza laboral desocupada.
Dijo que hay una elasticidad en la situación de la pobreza que se puede sintetizar en que cuando hay recesión económica, sube mucho la pobreza, pero cuando hay reanimación o mucha actividad, la pobreza tarda mucho en bajar.
Estimó que de la única manera que la gente se integra a la actividad económica, “en términos reales, no simbólicos, es a través de la política. Es decir, del clientelismo. La gente piensa, bueno, no tengo empleo, pero si va fulano, a lo mejor me sale algo”.
Afirmó que es un hecho indiscutible que cuando el nivel de desempleo ha bajado más se queda en 14 por ciento, nunca ha sido menos, “es decir que algo está pasando en la sociedad dominicana que no permite absorber ese empleo. Es un modelo que crece, pero no incorpora empleo. Y para crecer hay que meterle cada vez más insumos”, agregó.
Al analizar los pilares del modelo económico en República Dominicana, Ceara Hatton expresó que “el sector de zonas francas está en extinción o por lo menos reduciéndose a la mínima expresión”, mientras que el turismo sigue siendo una gran oportunidad pero tiene que reestructurase.
“Estos sectores ya no generan el dinamismo de años atrás. Entonces ahora nos estamos endeudando. Esta es una economía cuya gasolina son las divisas. No estamos generando divisas y nos estamos endeudando para generar esas divisas”, expuso.
Consideró que “estamos creando una situación de tensión en el aparato productivo porque al final esta deuda hay que pagarla y la va a pagar el Estado. Y cada vez más va a significar distracción de recursos del presupuesto y del desarrollo para pagar el servicio de esa deuda. En el presupuesto de este año se hablaba de alrededor de un 43% de los ingresos (para pagar deudas)”.
El experto estima que hay una restricción en la economía “y esa restricción se va a hacer más aguda en el tiempo porque cuando tengas que repagar esa deuda, va a ser más difícil”.
http://elnuevodiario.com.do/app/article.aspx?id=203378