ADSENSE

HCYN SEARCH

Google

EL PRECIO DEL AZUCAR ...

...HAITI YA TIENE UN PRIMER MINISTRO...LA NOMINACION DE LAURENT LAMOTHE COMO PRIMER MINISTRO HA SIDO 3 VOTOS EN CONTRA Y 2 ABSTENCIONES...LAURENT LAMOTHE DEBREA CONSTITUIR SU GOBIERNO Y PRESENTAR SU POLITICA GENERAL DELANTE DEL PARLAMENTO PROXIMAMENTE...

LIVING WITH ONE DOLLAR A DAY

viernes, 17 de diciembre de 2010

Situación de Haití domina panorama caribeño en 2010

17 de diciembre de 2010, 01:11Por Yolaidy Martínez Ruiz (Prensa Latina *) La Habana, (PL) El Caribe despide 2010 con toda la atención centrada en Haití, que recibirá el nuevo año sin librarse del caos generado por un potente terremoto, la epidemia de cólera y una compleja situación sociopolítica postelectoral.
En los últimos meses, esa nación fue noticia en la prensa universal por una cadena de hechos trágicos iniciados justo el 12 de enero, cuando un sismo de 7.0 grados de magnitud dejó casi 300 mil muertos y 1,3 millones de personas sin techo, refugiados hoy en campos insalubres.
Sedes estatales, viviendas y negocios se incluyen en los más de cuatro mil edificios que cedieron ante el impacto del movimiento telúrico en Puerto Príncipe, la capital, y las ciudades aledañas de Jacmel, Gonaives y Leogane.
En esta última urbe se localizó el epicentro con una profundidad de 10 kilómetros.
El mismo secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, describió la situación como la mayor catástrofe humanitaria que afronta la comunidad internacional en estos tiempos y urgió a los gobiernos del planeta a contribuir para socorrer a los sobrevivientes. La respuesta mundial fue inmediata y masiva, pero la destrucción vial y las afectaciones en las terminales aéreas y portuarias impidieron que la asistencia de urgencia, básicamente en alimentos, fármacos y otros materiales de primera necesidad, llegara al pueblo con la celeridad que requería.
Personal médico, técnico y humanitario también se movilizó desde los hermanos territorios de la Comunidad del Caribe, Cuba, Venezuela y otros rincones del orbe a fin de atender a la población y cooperar en las labores de rescate, limpieza y recuperación.
La ayuda también se tradujo en la condonación de la deuda externa por varios estados y organizaciones, además de iniciativas económicas como la del bloque caribeño que permitirá desde enero próximo el libre ingreso de productos haitianos al mercado regional durante tres años.
Con los desafíos impuestos por el sismo, el creciente riesgo de epidemias por las altas temperaturas y la amenaza de una temporada ciclónica activa, el Gobierno emprendió en julio la reconstrucción, que según expertos durará al menos 12 años y costará más de 14 mil millones de dólares.
En ese contexto, las autoridades convocaron a los comicios generales para elegir al sucesor del presidente, René Preval, 99 legisladores y 11 senadores.
La votación debía realizarse originalmente a finales de febrero, pero fue pospuesta por el mega temblor.
Pero en plena campaña para el sufragio del 28 de noviembre, un mal desaparecido más de un siglo atrás comenzó hacer estragos en Haití y en pocos días invadió toda su geografía cobrando decenas de vidas a diario.
El cólera estalló a mediados de octubre en la localidad de Mirebalais (este) y en el departamento de Artibonite (norte), atravesados por el río donde se halló la bacteria causante de la afección intestinal, Vibrio Cholerae.
Avanzó rápido debido a los paupérrimos sistemas hidráulicos y de drenaje e incluso llegó hasta las hacinadas prisiones haitianas.
La misión médica cubana, ahora con mil 200 especialistas, asiste sin descanso a los enfermos y ha logrado reducir la tasa de mortalidad hasta 3,2 por ciento, cuando al principio del brote era del nueve por ciento.
En medio de esa nueva emergencia, el huracán Tomás azotó Haití a principios de noviembre con un saldo de 20 muertos, 36 heridos, cerca de seis mil familias damnificadas, más daños en la infraestructura y expandió la enfermedad con las inundaciones y desbordamientos de ríos.
A su paso por el Caribe, el meteoro también causó 14 decesos en Santa Lucía, significativas pérdidas económicas en esta isla y en las vecinas Barbados y San Vicente y las Granadinas.
El cólera fue móvil de protestas contra el batallón nepalés de la ONU, inculpado de esparcir la epidemia desde su base en Mirebalais al descargar fluidos fecales en el río Artibonite, donde se halló la cepa y principal fuente de agua de las comunidades más golpeadas.
El grupo llegó por partes a partir del 9 de octubre, poco antes de la aparición del cólera y luego de un brote en su país, donde es endémico.
Los testimonios populares fueron avalados con dos estudios, los cuales confirmaron que el germen es común en el sur de Asia y se propagó mediante heces humanas, comida o agua contaminada traída por personas desde esa área.
Con esa cuestión latente, opiniones opuestas respecto a cumplir con el programa electoral o priorizar la atención a los afectados por cólera y el huracán Tomás, Haití celebró la votación en la fecha prevista con 18 aspirantes a la presidencia.
Durante los comicios se reportaron anomalías y el anuncio de sus resultados preliminares desencadenó violentos disturbios en respaldo al candidato de la formación Respuesta Campesina, Michel Martelly, eliminado de la segunda vuelta electoral del próximo 16 de enero.
Para esa ocasión, competirán Judes Celestin, del gobernante Partido Unidad, y Mirlande Manigat, de la Coalición de Demócratas Progresistas Nacionalistas.
Quién salga ganador, heredará un país en ruinas y tendrá la ardua tarea de encauzar la reconstrucción, ubicar a los desplazados y frenar el cólera, que ha sumado hasta ahora casi dos mil 500 muertos y más de 100 mil infectados en su cuenta.
Además, sólo contará con el 19 por ciento de los cinco mil 300 millones de dólares prometidos por los donantes internacionales para enfrentar esos y otros retos.
(*) La autora es periodista de la Redacción Centroamérica y Caribe de Prensa Latina.
rr/ymr