ADSENSE

HCYN SEARCH

Google

EL PRECIO DEL AZUCAR ...

...HAITI YA TIENE UN PRIMER MINISTRO...LA NOMINACION DE LAURENT LAMOTHE COMO PRIMER MINISTRO HA SIDO 3 VOTOS EN CONTRA Y 2 ABSTENCIONES...LAURENT LAMOTHE DEBREA CONSTITUIR SU GOBIERNO Y PRESENTAR SU POLITICA GENERAL DELANTE DEL PARLAMENTO PROXIMAMENTE...

LIVING WITH ONE DOLLAR A DAY

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Preocupación de RD por Haití, más allá del cólera

LA COMUNIDAD INTERNACIONAL DUDA DE SOLUCIÓN A LA CRISIS
Guarionex Rosa

Santo Domingo
Con su habitual silencio pero ahora quizá con la enorme preocupación frente a los sucesos que ocurren en Haití, sobre todo después de las últimas elecciones, el régimen del presidente Leonel Fernández esperaría que la situación no se deteriore más, un temor generalizado.
Entre gobiernos y organismos internacionales cunde la preocupación de que no se encontrará una fácil salida al tranque del resultado electoral, en el cual se incluyó como uno de los dos punteros al candidato oficialista Jude Célestin, quien al parecer salió perdedor.
Célestin, apoyado por el presidente René Préval y su partido Unidad, lucía perdedor al punto de que él mismo consoló a sus partidarios en el sentido de que “posiblemente” había perdido, lo que pareció una jugada mientras se esperaba el escrutinio.
Los resultados preliminares publicados por el Consejo Provisional Electoral dieron como ganadora en primera vuelta a la ex primera dama Mirlande Manigat, y en el segundo lugar al señor Célestin, lo que provocó un estallido de violencia en Puerto Príncipe, la capital y varias ciudades.
La razón del estallido tuvo que ver con el hecho de que el candidato que reunió mayores multitudes durante la campaña electoral fue Michel Martelly, dejado por el Consejo Provisional en tercer lugar muy cerca de Célestin, cuando las encuestas lo favorecían en los dos primeros lugares.

Desacreditado
La señora Manigat obtuvo el 30% de los votos, como las encuestas señalaban; el señor Martelly, colocado en los sondeos como en segundo lugar el 21%, mientras Célestin, a quien las encuestas dejaban en tercer lugar, habría logrado un 22%.
La estrechez de la votación entre Martelly y Célestin no fue aceptada por las multitudes que se lanzaron a las calles durante varios días de la semana pasada, con un saldo de al menos cuatro muertos y la irrupción de las actividades laborales y escolares. Al señor Célestn le perjudica enormemente la mala percepción que existe en Haití y en el exterior sobre el vapuleado régimen de Préval, del cual ha sido alto funcionario, como jefe de la oficina de la reconstrucción, receptora de ayudas multimillonarias.
Para la economía de un país enfermo y damnificado, los disturbios post electorales han reiterado la atención de lo difícil que sería que los haitianos lleguen a un acuerdo, tras dos tragedias consecutivas, la calamidad del terremoto en enero y la fiebre del cólera, además de las ambiciones de los políticos.
La prudencia de Leonel
Con problemas internos en estado de mortificación, Fernández ha ejercido una prudencia tan grande que aceptó la visita del presidente Préval ayer martes, cancelada a último momento, para discutir cómo luchar contra el cólera en los dos países de frontera común. En lugar de Préval, encabezará la parte haitiana el primer ministro Jean Max Bellerive.
Quizá lo razonable hubiese sido que, dadas las circunstancias y el hecho de que el término del régimen de Préval está cerca, los enfoques de la campaña contra la epidemia se dejaran al nuevo régimen haitiano, si la situación no se deteriora más, aparte de que el gobernante haitiano viniera a despedirse de su colega.
Las autoridades de Salud Pública dominicanas al parecer no quisieron perder tiempo y correr riesgo de que la epidemia se extienda más allá de lo controlable (actualmente hay en RD sólo 32 casos y ninguna muerte) cuando en Haití ha causado más de 2,000 vidas.
Mientras tanto, gobierno tras gobierno de los países considerados “amigos de Haití”, encabezados por los Estados Unidos, han advertido sobre la gravedad de la mezcla de disturbios generalizados y la epidemia del cólera que sigue avanzando.
Estados Unidos dijo el fin de semana que no descarta una “reevaluación” de su ayuda al régimen de Préval si los resultados de las últimas elecciones no resultan “creíbles”, aunque pidió esperar hasta la publicación de los números definitivos.
“Estamos preparados para apoyarlo (a Préval) pero también estamos enviándole un mensaje muy claro al gobierno actual de que estas elecciones tienen que realizarse de forma adecuada”, dijo el Departamento de Estado. Canadá cerró su embajada en Puerto Príncipe.
MEDIDAS DEL GOBIERNO EN LA ZONA FRONTERIZA
La preocupación dominicana sobre los sucesos en Haití no solamente tiene que ver con la epidemia del cólera sino también con eventualidades derivadas de esa calamidad y de la destrucción causada por el terreno del 12 de enero, como sería el aumento de la migración.
Aunque no se teme una avalancha de haitianos hacia la parte dominicana, existe en el gobierno del doctor Fernández la creencia de que han cruzado la frontera común hasta 200,000 ciudadanos ilegales haitianos desde el terremoto y la epidemia, huyendo de la situación.
El cruce de tantos haitianos frescos motivó una denuncia del padre Regino Martínez en el sentido de que inmigrantes pagaban por permisos irregulares para cruzar la frontera. Un reportaje del Diario Libre dijo que haitianos le habían confirmado el pago de RD$5,000 para pasar por la frontera.
Las escandalosas afirmaciones se produjeron en el marco de violencia en la frontera de Jimaní-Malpasse, por el intento de forzar el ingreso de mercaderes haitianos hacia el lado dominicano, lo que fue impedido a tiros por soldados dominicanos, con saldo de 3 heridos.
Se cree que debido a esos eventos en la frontera, el presidente Fernández dispuso el reemplazo del entonces director del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza Terrestre (Cesfront), mayor general Castaing Jiménez, y colocó en su lugar al general de brigada, Guerrero Clase, un anterior director del Centro.
Quienes han mencionado recientemente al Cesfront, aparentemente le atribuyen mayores responsabilidades que las indicadas desde su creación, como son la custodia de los cuatro pasos fronterizos más importantes: Pedernales, Jimaní, Elías Piña y Dajabón.
Al parecer, si bien el gobierno dominicano quisiera mantener un firme control de la situación en la frontera, no admitiría la represión contra los haitianos indocumentados, lo que podría traducirse en escándalos fuera del país que dañarían su imagen y los esfuerzos de ayuda a Haití en lo que no ha escatimado ningún esfuerzo.
http://www.listindiario.com.do/la-republica/2010/12/15/170240/Preocupacion-de-RD-por-Haiti-mas-alla-del-colera