ADSENSE

HCYN SEARCH

Google

EL PRECIO DEL AZUCAR ...

...HAITI YA TIENE UN PRIMER MINISTRO...LA NOMINACION DE LAURENT LAMOTHE COMO PRIMER MINISTRO HA SIDO 3 VOTOS EN CONTRA Y 2 ABSTENCIONES...LAURENT LAMOTHE DEBREA CONSTITUIR SU GOBIERNO Y PRESENTAR SU POLITICA GENERAL DELANTE DEL PARLAMENTO PROXIMAMENTE...

LIVING WITH ONE DOLLAR A DAY

sábado, 1 de mayo de 2010

Huérfanos Haití forman pandillas


Atracos, robos, drogas: los huérfanos del sismo en Haití hacen de todo para comer

PUERTO PRINCIPE. AFP. Abandonaron los bancos de escuela y aprendieron a utilizar pistolas. Atracos a mano armada, robos,  venta de drogas. Y a falta de padres, encuentran protección en las pandillas de Cité Soleil.
 Seguido de una multitud de niños y de miembros de su grupo, "Toutou Soleil 19" zigzaguea entre las ruinas del terremoto del 12 de enero, las precarias construcciones y las cuerdas con ropa que jalonan las mugrientas calles del mayor barrio de chabolas de Haití.  Este jefe de pandilla, que oficialmente colgó los fusiles en 2006 pero admite poseer aún "armas blancas", atraviesa un desagüe y señala una caseta de telas montada sobre un montón de inmundicia, al borde del mar.  "Aquí duermen ocho o nueve huérfanos desde el sismo", dice a la AFP, presentando la miseria de su territorio, donde "nadie vino a ayudar".
 Frente a la puerta del albergue, hay niños agrupados alrededor de la radio de Jef, de 14 años. Con mirada angelical y camisa a cuadros, el adolescente recibe de "Toutou" una lata de leche concentrada que saborea con sus amigos.
 "Hay muchos como ellos, están dispersos por Cité Soleil", dice el cabecilla, de 31 años.  Ante la ausencia de ONG o autoridades locales, las pandillas constituyen la única autoridad en el barrio de al menos 300,000 personas. Es por lo tanto a ellos a quienes se dirigieron los huérfanos tras la catástrofe.
 "Vienen a vernos porque no tienen a nadie. Intentamos ayudarlos, pero no tenemos nada", relata "Toutou".  Los padres de Jef murieron durante el sismo que mató entre 250.000 y 300.000 personas. Sin familia, realiza "asaltos" y "robos" de casas por la noche. "Hacemos eso con los otros niños", cuenta el adolescente. Desde el drama ya no va a la escuela. "Me gustaría ir pero no tengo ahorros", dice bajando la mirada.
Tienen pistolas
En las paredes de la caseta de los huérfanos cuelgan afiches de una marca de ron y fotos porno junto a publicidades de fusiles automáticos. Sobre el suelo, unos pedazos de cartón hacen las veces de camas.  A lo largo del barrio de "Toutou", numerosos niños, involucrados desde la muerte de sus padres en diferentes delitos, acuden a saludar al joven "padrino".  "Algunos venden droga. Muchos tienen pistolas que les dan las pandillas", afirma un trabajador social que trabaja desde hace varios años en el barrio.  Las Naciones Unidas investigan desde hace poco sobre estos huérfanos. "En este nivel no tenemos información", admitió un empleado de la ONU, que pidió mantener el anonimato.  "Hay que ayudar a los niños a no volverse como nosotros, a no convertirse en peligros para la sociedad", afirma "Ea", que se escapó de la prisión de Puerto Príncipe tras el terremoto, al igual que otros 4.500 prisioneros.
 Bastión de pandillas violentas, Cité Soleil estuvo prácticamente en estado de guerra entre 2004 y 2007. La intervención de las tropas de la ONU y la puesta en marcha de un programa de desarme calmó el barrio. Pero aún quedan restos del fuego.