ADSENSE

HCYN SEARCH

Google

EL PRECIO DEL AZUCAR ...

...HAITI YA TIENE UN PRIMER MINISTRO...LA NOMINACION DE LAURENT LAMOTHE COMO PRIMER MINISTRO HA SIDO 3 VOTOS EN CONTRA Y 2 ABSTENCIONES...LAURENT LAMOTHE DEBREA CONSTITUIR SU GOBIERNO Y PRESENTAR SU POLITICA GENERAL DELANTE DEL PARLAMENTO PROXIMAMENTE...

LIVING WITH ONE DOLLAR A DAY

lunes, 10 de mayo de 2010

REPORTAJE : Estética ética en Senegal

Una selección de proyectos artísticos combate el estigma del sida en la programación paralela a la Bienal de Dakar ROBERTA BOSCO - Dakar - 10/05/2010
A ritmo de rap los vídeos llenan de imágenes e historias la fresca penumbra que envuelve la decrépita Casa del Gobernador en la isla de Gorée, tristemente célebre por haber sido un centro neurálgico del tráfico de esclavos. Ahora acoge Tous Ensemble, una exposición de proyectos inéditos, organizada para la Bienal de Dakar por la fundación hispano-holandesa ArtAids, que desde su creación en 2006 ha producido un centenar de obras sobre el tema del sida. "El mayor obstáculo para la prevención del virus es el miedo al estigma, la exclusión social y la condena. El arte es uno de los medios más eficaces para hablar de lo innombrable y visibilizar lo que no se quiere ver", asegura el coleccionista Han Nef-kens, fundador de ArtAids.
'Tous Ensemble' muestra obras ideadas para el país africano
Desde días antes de la inauguración, el colectivo belga De Onderneming se ha paseado por las calles de Dakar dirigiendo, a través de un viejo secador de pelo, un robot construido con desechos electrónicos, que porta un condón en lugar de cabeza e invita a los transeúntes a la muestra para que exploren las posibilidades creativas del preservativo.
Tous Ensemble, que reúne creadores de diferentes continentes -la Bienal Dak'Art exhibe sólo arte contemporáneo de África-, presenta proyectos pensados y producidos para este lugar, según el comisario Stef van Bellingen. La elección de Senegal no es azarosa: el país tiene una tasa de infectados de VIH mucho menor que otros del entorno y cuenta con una escena de artistas emergentes "poco conocida en el extranjero, bastante politizada y comprometida con los debates estéticos y éticos de la contemporaneidad", aclara Van Bellingen. Lo demuestra Waru Collectif, un colectivo fundado por la videoartista Fatou Kande, autora de 10 breves vídeos, que abordan el debate sobre el sida desde diferentes perspectivas: irónica, dramática, política e incluso humorística. "Está surgiendo una nueva generación, que tiene la capacidad técnica y la fuerza conceptual para hablar de nuestras problemáticas sociales desde la creatividad. Siempre se habla de África en negativo, ha llegado el momento de posicionarnos en el mundo de forma autónoma, más allá de la voluntad de los comisarios europeos y americanos", indica Kande.
La lucha en contra del estigma del sida también se plasma en las imágenes en blanco y negro del senegalés Jacky Ly, cristalización de la pérdida y la memoria, y en el gallo autóctono del Cosmopolitan Chicken Project de Koen Vanmechelen, un proyecto entre simbólico y real de cruce entre pollos de diferentes países.
La muestra de ArtAids es uno de los múltiples eventos del Off Dak'Art, el programa de actividades paralelas de la bienal creada en 1990, que celebra su décima edición este año, el mismo que Senegal conmemora sus primeros 50 años de independencia. Bajo el título de Retrospectivas y perspectivas, cinco comisarios en representación de las cinco grandes regiones africanas han elegido a los 50 artistas de la muestra principal y reunido en otra exposición las obras ganadoras de las anteriores ediciones.
Además la Galería Nacional acoge las creaciones de cinco artistas de Haití tras el terremoto que asoló el país. El programa del Off, que llega hasta los barrios más remotos, abarca desde las ovejas vivas pintadas del consagrado senegalés Soly Cissé, hasta una colectiva de artistas canarios. Como suele pasar, la programación del Off resulta bastante más plural, crítica y comprometida que la oficial, más conservadora en el aspecto técnico y formal. Eso excluyendo una imprevista performance de la joven Fátima Sabri, que durante los discursos oficiales empezó a pasearse delante del atril con un cartelito donde se podía leer: "Estoy perdida... Dadme luz".