ADSENSE

HCYN SEARCH

Google

EL PRECIO DEL AZUCAR ...

...HAITI YA TIENE UN PRIMER MINISTRO...LA NOMINACION DE LAURENT LAMOTHE COMO PRIMER MINISTRO HA SIDO 3 VOTOS EN CONTRA Y 2 ABSTENCIONES...LAURENT LAMOTHE DEBREA CONSTITUIR SU GOBIERNO Y PRESENTAR SU POLITICA GENERAL DELANTE DEL PARLAMENTO PROXIMAMENTE...

LIVING WITH ONE DOLLAR A DAY

lunes, 26 de julio de 2010

'En Haití, seguimos igual que hace meses, no aguantamos más'

Joseph Lafontant, administrador apostólico de Puerto Príncipe
José Manuel Vidal, Madrid
Como administrador apostólico, monseñor Joseph Lafontant lleva unos meses el frente de la archidiócesis de Puerto Príncipe. Desde que murió su titular en el terremoto. Y asiste, casi impotente, a la agonía en la que sigue sumida su diócesis y todo Haití. Pero no se resigna y se encuentra en España. En busca de ayuda de la mano de Mensajeros de la Paz. Y aprovecha para lanzar un SOS: "Seguimos igual que hace meses, no aguantamos más". Eso sí, el prelado no pierde la esperanza y, aunque no tiene dinero para levantar los templos destruidos, asegura que "Dios no se ha ido de Haití".

Pregunta.- Monseñor, ¿cómo está Haití 7 meses después del devastador terremoto?
Respuesta.- Seguimos teniendo multitud de problemas, que, sin duda, se van a complicar todavía más con la temporada de lluvias. No se ha producido un cambio real en todo este tiempo. Seguimos casi igual que como estábamos hace meses: en la más absoluta penuria.

P.- ¿Está llegando la ayuda básica?
R.- Sí, pero lo que no se ve por ninguna parte es la reconstrucción del país, aunque el ex presidente Clinton acaba de anunciar que, a partir de ahora, los esfuerzos internacionales se dedicarán a la reconstrucción. Que sea cuanto antes, porque no aguantamos más.

P.- ¿Dios se ha olvidado o se ha ido de Haití?
R.- En absoluto. La gente sigue rezando y yendo a misa. Ahora mismo se están celebrando las fiestas patronales de muchas localidades y hay cada vez más gente en las celebraciones. Dios no se ha ido de Haití. Son los hombres los que se fueron de mi país.

P.-¿Cuál es la situación de la Iglesia católica haitiana?
R.- Una situación muy precaria. Los sacramentos se siguen administrando, pero en lugares provisionales acondicionados como templos. Porque las iglesias están prácticamente todas destruidas y no tenemos dinero para reconstruirlas.

P.- Incluida la catedral
R.- La catedral, como los demás templos, no hemos podido reconstruirla. Además, todavía no hemos decidido qué vamos a hacer con ella. El Gobierno quiere edificar un nuevo centro de la ciudad y pensamos que la catedral, como símbolo del país, debe estar junto al palacio presidencial, como hasta ahora, en el centro de la nueva ciudad. Si esto se termina cumpliendo, queremos dejar como está la parte de la catedral que no se derrumbó, para que sirva de símbolo de la tragedia. En cualquier caso, para reconstruir la destruida o construir una nueva necesitamos fondos, que no tenemos.

P.- ¿Quiénes están ayudando a la Iglesia haitiana para reconstruir sus templos?
R.- Empiezan a llegarnos ayudas de varios países del mundo. La archidiócesis de Lyón está recogiendo dinero entre sus sacerdotes para la catedral. El cardenal Maradiaga, presidente de Cáritas internationalis, también nos ha prometido ayuda. En Miami, los Caballeros de Colón están recogiendo dinero para templos. Y en algunos otros países, también.

P.- ¿Han reabierto los seminarios?
R.- Reabrimos el seminario en tiendas de campaña el pasado mes de abril. De cara al próximo curso, estamos a punto de armar tiendas especiales que compramos en Estados Unidos. Y también estamos buscando dinero, para comprar un nuevo terreno, donde poder edificar un nuevo seminario.

P.- ¿Cuántos seminaristas tienen?
R.- En estos momentos, hay 245 seminaristas.

P.- ¿Cuántos religiosos murieron en el terremoto?
R.- Murieron 17 seminaristas, 5 sacerdotes, incluido el arzobispo de Puerto Príncipe, y 17 religiosas.

P.-¿Están recibiendo ayuda de la Iglesia española?
R.- Sólo privadamente y a través de Cáritas, que está desarrollando una magnífica labor allí.

P.- ¿Y Mensajeros de la Paz?
Exactamente igual que Cáritas. Están haciendo una labor encomiable. Mensajeros de la Paz, de la mano del Padre Ángel, no se olvida de nosotros a medida que va pasando el tiempo y está haciendo todo lo posible para que España tampoco se olvide de Haití.

P.- ¿Qué le pide a los españoles?
R.- Primero, muchas oraciones. Y, después, que nos sentemos para ver las necesidades y emergencias prioritarias, que, en estos momentos, pasan por dotar de casitas a la gente y reabrir las escuelas y las parroquias.

P.- ¿Hay esperanza para Haití?
R.- Donde hay vida, hay esperanza.
http://www.elmundo.es/elmundo/2010/07/26/solidaridad/1280133276.html