ADSENSE

HCYN SEARCH

Google

EL PRECIO DEL AZUCAR ...

...HAITI YA TIENE UN PRIMER MINISTRO...LA NOMINACION DE LAURENT LAMOTHE COMO PRIMER MINISTRO HA SIDO 3 VOTOS EN CONTRA Y 2 ABSTENCIONES...LAURENT LAMOTHE DEBREA CONSTITUIR SU GOBIERNO Y PRESENTAR SU POLITICA GENERAL DELANTE DEL PARLAMENTO PROXIMAMENTE...

LIVING WITH ONE DOLLAR A DAY

jueves, 3 de marzo de 2011

“RD será parte esencial en la reconstrucción de Haití”

EL CANDIDATO PRESIDENCIAL GARANTIZÓ QUE PROTEGERÁ LA INVERSIÓN EXTRANJERA
De izquierda a derecha: Antonio Sola, el senador Carlos Castillo,
Paul Mayard, los accionistas del LISTÍN DIARIO
José Luis Corripio Estrada y Mícalo Bermúdez,
el candidato presidencial Michel Martelly, el subdirector
del LISTÍN DIARIO Fabio Cabral, Philippe Mallebranche,
 Daniel Supplicce y el periodista Javier Valdivia.
Javier Valdivia
javier.valdivia@listindiario.com
Santo Domingo
Confiado en que ganará las elecciones de marzo próximo, Michel Martelly, el popular cantante convertido en candidato a la presidencia de Haití, garantizó ayer que protegerá la inversión extranjera con la adecuación de las normas legales, y aseguró que los inversionistas dominicanos jugarán un papel primordial en el desarrollo de su país.
Martelly agregó que al tratarse de su más próximo vecino, República Dominicana será parte importante en el proceso de reconstrucción de Haití, a partir del incentivo de la inversión que favorezca a empresas dominicanas igual que de cualquier otra nación.
El candidato llegó ayer a Santo Domingo procedente de Puerto Príncipe y su primer encuentro fue con dos de los principales accionistas del LISTÍN DIARIO: Mícalo Bermúdez, vicepresidente del Consejo de Administración, y José Luis Corripio, representante de la Secretaría del Consejo, además del subdirector del periódico, Fabio Cabral, y del senador por la provincia San José de Ocoa y ex cónsul general dominicano en Haití, Carlos Castillo.
“Cuando hablo de socios hablo de compañías dominicanas y haitianas trabajando en asociación, sobre todo con mano de obra haitiana”, dijo Martelly.

Seguridad jurídica
El candidato agregó que su gobierno velará por la seguridad jurídica en su país, tema que ya ha tratado con representantes de la Organización de Estados Americanos (OEA) para que se haga cargo del registro catastral de modo que se pueda garantizar la propiedad de la tierra hasta el 2013, hasta que el gobierno pueda asumir su control dentro de cinco o siete años.
A la seguridad jurídica se suma el mantenimiento del orden público, asunto que descansa actualmente en una joven y poco numerosa policía local con aproximadamente 10,000 agentes, y el contingente de la Misión de la ONU para la Estabilización de Haití (Minustah), que tiene desplegados en el país 11,797 efectivos uniformados (8,651 soldados y 3,146 policías).
Martelly dijo que el jefe de la misión, Edmond Mulet, le anunció que la Minustah ha establecido su retiro de Haití a partir del 2012 y a lo largo de tres años, ausencia que espera suplir con la conformación de una fuerza de seguridad que además de garantizar el orden, pueda contar con cuerpos especializados como guardabosques y equipos de ingenieros y médicos para implicarse en labores sociales.
“De manera global el problema más importante en Haití es el económico”, dijo el líder de Repons Peyizan (Respuesta Campesina), partido por el que se postula a la presidencia.

Hermanos
Martelly destacó el desarrollo alcanzado por República Dominicana y los lazos que unen a este país con Haití, que reforzará, dijo, con un liderazgo más fuerte en la parte haitiana sin menoscabar los intereses dominicanos.
“Somos dos hermanos viviendo juntos en una casa”, agregó el candidato a propósito de las relaciones entre ambos países, afectadas sobre todo cada tanto por la deportación de haitianos indocumentados que lleva a cabo República Dominicana. El gobierno dominicano, que había suspendido las repatriaciones tras el terremoto del 2010, deportó en enero pasado a más de 3,000 haitianos que vivían en el país en condición irregular, con el fin de evitar la expansión del cólera que en Haití ya ha causado la muerte de más de 4,573 personas.
A propósito, Martelly consideró que la solución a este problema tomará tiempo debido a su complejidad, deriva según el candidato de la po breza e ignorancia de la mayoría del pueblo haitiano que se comprometió a enfrentar.
Martelly disputará la presidencia de su país el próximo 20 de marzo cuando se enfrente en una segunda vuelta a la ex primera dama haitiana Mirlande Manigat, tras casi dos meses de interrumpido el proceso.
La crisis electoral estalló el mismo día de la primera ronda, el pasado 28 de noviembre, cuando las elecciones fueron objetadas por la oposición y cuestionadas por la comunidad internacional, dando lugar a protestas en las que murieron al menos seis personas.

Resultados
Según los resultados preliminares dados a conocer en esa oportunidad, Manigat, candidata del partido Reunión de los Demócratas Nacionales Progresistas (RDNP), obtuvo el primer lugar con el 31.6% de los votos, el candidato oficialista Jude Célestin el segundo lugar con el 22.48%, apenas 6,000 más que Martelly, que logró el 21.85%.
Pero el 14 de enero, una misión de la OEA autorizada por el presidente René Préval determinó que Martelly había obtenido el 22.2% y Célestin el 21.9%, lo que finalmente fue aceptado por el Consejo Electoral que retiró al candidato del gobierno.
“Si pensamos en las encuestas tienen aquí al futuro presidente de Haití”, dijo ayer el candidato en el encuentro con los accionistas del LISTÍN DIARIO, en referencia a una reciente encuesta elaborada a principios de febrero por la firma Dagmar, y que le concede el 60.3% de los sufragios, bastante lejos de Manigat, quien según el estudio de opinión obtuvo apenas el 38.9%.
Martelly, cantante durante 22 años y creador de una fundación de ayuda, “Rosa y Blanco”, hace 17, agregó que confía en que la ayuda de la comunidad internacional prosiga una vez instalado en el poder, desde el cual prometió estabilizar al país, eliminar la corrupción, gobernar con transparencia y recuperar la confianza entre el pueblo y el Estado haitianos, y entre este último y otros países.
“Yo represento el cambio, una nueva manera de pensar, limpia, franca, transparente.

Yo ofrezco el sueño que la población busca”, dijo.
Martelly consideró que en los cuatro años anteriores Haití experimentó una cierta estabilidad política, pero que todo se vino abajo tras el terremoto de enero del año pasado, cuando se puso en evidencia que en realidad “los problemas nunca habían sido resueltos”.
El sismo dejó 222,570 muertes y un millón trescientos mil damnificados, de los cuales 800,000 viven aún en campamentos.
La Comisión Interina para la Reconstrucción de Haití, el organismo que desde agosto del 2010 administra la ayuda externa al país, dice que los daños causados por el desastre se estiman en 7,900 millones de dólares, un poco más del 120 por ciento del Producto Interno Bruto del 2009.
A lo largo del año pasado la comunidad internacional, encabezada por EEUU, Canadá y Francia, los principales donantes de Haití, además de otros países y organismos internacionales y financieros, se reunieron cuatro veces y comprometieron una ayuda de 11,000 millones de dólares para una década.
Pero en agosto, la ONU dijo que Haití apenas había recibido 1,600 millones de dólares de los 5,300 millones que debían desembolsarse en los primeros 18 meses desde la cumbre que se celebró el 31 de marzo en Nueva York.
“Antes de abordar la reconstrucción hay que hablar de rehacer las normas”, dijo Martelly.
“Tenemos importantes infraestructuras que levantar, pero pienso que no debemos hablar de reconstrucción cuando Haití es un país que nunca fue construido”, agregó el candidato.

EL PERFIL DEL CANDIDATO
Michel Martelly nació en Puerto Príncipe, la capital de Haití, el 12 de febrero de 1961. Estudió la primaria y la secundaria en su país y se enlistó en la Academia Militar tras desechar la carrera de medicina.
Luego viajó a Estados Unidos y regresó el mismo año en que el dictador Jean Claude Duvalier dejó el poder, pero sólo para regresar y casarse con Sophia Saint Remy, con quien tuvo su primero de cuatro hijos.
Finalmente se instaló en Haití en 1987 y se dedicó completamente a la música.
Al año siguiente grabó su primera producción.
“Sweet Micky”, como también es conocido Martelly, creó luego la fundación “Rosa y Blanco”, una institución que trabaja con sectores pobres de Haití, en áreas como la alimentación, la asistencia técnica y la capacitación.
Michel Martelly se define como el candidato que no ha sido tocado por la corrupción al provenir de un sector alejado de la política.
El popular cantante se ha rodeado de técnicos que lo asesoran permanentemente desde el inicio de la campaña electoral.
http://www.listindiario.com.do/la-republica/2011/3/1/179304/RD-sera-parte-esencial-en-la-reconstruccion-de-Haiti