ADSENSE

HCYN SEARCH

Google

EL PRECIO DEL AZUCAR ...

...HAITI YA TIENE UN PRIMER MINISTRO...LA NOMINACION DE LAURENT LAMOTHE COMO PRIMER MINISTRO HA SIDO 3 VOTOS EN CONTRA Y 2 ABSTENCIONES...LAURENT LAMOTHE DEBREA CONSTITUIR SU GOBIERNO Y PRESENTAR SU POLITICA GENERAL DELANTE DEL PARLAMENTO PROXIMAMENTE...

LIVING WITH ONE DOLLAR A DAY

domingo, 16 de enero de 2011

«Los organismos internacionales no saben qué hacer con Haití»

José Valverde, viudo de la funcionaria granjeña Pilar Juárez, fallecida hace un año en el terremoto que asoló la isla caribeña, se muestra escéptico y frustrado ante la situación dramática que aún a día de hoy viven los haitianos. Juana Hita - San Ildefonso
Esta semana ha sido “bastante triste” para José Valverde, viudo de la diplomática granjeña Pilar Juárez, que el 12 de enero de 2010 falleció en el terremoto que asoló la isla de Haití, donde trabajaba como funcionaria de Naciones Unidas. Se cumple un año de la desaparición de su esposa, y José, en su casa del Real Sitio de San Ildefonso, junto a su hijo Bruno, lamenta la situación de desolación que aún padecen los haitianos y critica duramente la actuación de los gobiernos y organismos internacionales, que, a su juicio, han demostrado su “incapacidad” para sacar adelante un país destrozado.


Ha pasado un año del fallecimiento de Pilar. ¿Cuáles son sus sensaciones?
Realmente estos días están siendo muy tristes, aunque intento tirar para adelante y seguir luchando. He tenido la suerte de quedarme a vivir aquí en La Granja y me he sentido respaldado por el pueblo. Todavía no puedo llevar una vida normal, aunque ahora se puede decir que, a partir de que tenemos (su hijo y él) un punto de referencia, ya que he tardado un año en instalarme, estoy encontrando la salida del túnel.

Después de un año, ¿ha podido digerir lo que vivió en Haití?
Desde hacía dos años vivía con mi mujer y mi hijo en Haití, donde Pilar trabajaba con la delegación de la Unión Europea. Ocurrió el desastre. A los dos días nos sacaron de allí a Bruno y a mí, un poco forzados por las medidas de seguridad. Pilar se quedó allí, no sabíamos en qué estado, si viva o muerta. Después hubo muchos errores y hasta la fecha la cosa sigue sin aclararse. Está claro que ese edificio no reunía las condiciones de seguridad que se requieren en una zona con grandes probabilidades de terremotos, al situarse en una falla. Ha pasado un año y aún no sabemos qué sucedió.

¿Tienen pensado exigir alguna explicación a Naciones Unidas?
Hemos estado un año tranquilos buscándonos la vida y asentándonos, pero ahora vamos a pedir una explicación a Naciones Unidas. Somos varias familias de funcionarios y responsables de otros organismos que trabajaban en Haití. Hoy (al cumplirse un año del terremoto) hay un homenaje a las víctimas de Naciones Unidas, aunque nos han recomendado no acudir porque no hay medidas de seguridad. Pero, a mí lo que me duele es que se olviden de esos más de 300.000 haitianos que desaparecieron tras el terremoto. No hay datos, no hay cifras, no hay nada. Los organismos internacionales han mostrado su incapacidad, incoherencia y falta de responsabilidad, ya que después de un año los haitianos siguen sobreviendo en la calle.