ADSENSE

HCYN SEARCH

Google

EL PRECIO DEL AZUCAR ...

...HAITI YA TIENE UN PRIMER MINISTRO...LA NOMINACION DE LAURENT LAMOTHE COMO PRIMER MINISTRO HA SIDO 3 VOTOS EN CONTRA Y 2 ABSTENCIONES...LAURENT LAMOTHE DEBREA CONSTITUIR SU GOBIERNO Y PRESENTAR SU POLITICA GENERAL DELANTE DEL PARLAMENTO PROXIMAMENTE...

LIVING WITH ONE DOLLAR A DAY

domingo, 16 de enero de 2011

Haití enfrenta tres problemas: terremoto, cólera y elecciones presidenciales

16 Enero 2011, 12:06 AM

Consecuencias de estos factores amenazan también a la República Dominicana
Escrito por: ROBERTO ÁLVAREZ
Haití se encuentra hoy al borde del precipicio por la conjunción de tres acontecimientos extraordinariamente nocivos ocurridos en 2010: las numerosas heridas –la mayoría todavía abiertas- causadas por el catastrófico terremoto del 12 de enero, el virulento brote epidémico de cólera iniciado a finales de octubre y que aun se expande, y la –hasta ahora- fallida elección presidencial del 28 de noviembre.
Las consecuencias de estos factores se desbordan y amenazan gravemente también a la nación dominicana.
Por su endeble respuesta a la recuperación y reconstrucción de Haití (más allá de la inicial ayuda humanitaria); por ser el probable origen del brote de cólera; y por su indebida preparación ante unas elecciones para las cuales se pronosticaban -incluyendo hasta el vaticinio de un miembro del Consejo Electoral Provisional (CEP) haitiano- fraudes que podían alterar la voluntad popular, la comunidad internacional tiene hoy una alta cuota de responsabilidad por el caótico estado de situación en nuestro vecino país y sus repercusiones en el nuestro.
Las justificaciones para explicar la lentitud de la asistencia financiera son múltiples, la manera esquiva con que la ONU ha manejado los señalamientos sobre el origen asiático de la cepa del cólera es obvia, y no solo se acepta que no será posible celebrar la segunda ronda electoral en la fecha estipulada el 16 de enero, sino que hasta se considera la posibilidad de invalidar en su totalidad los resultados de la primera vuelta. ¿Por qué confiar para una segunda vuelta en la credibilidad de una Misión de Observación Electoral OEA/CARICOM que no ha logrado estar a la altura de la complejidad y dificultad del momento?
A través del tiempo se ha desarrollado una peculiar y perversa relación entre las potencias y organizaciones que han influido sobre Haití, y las élites haitianas, a las cuales aparentemente se les exige –y se les ofrece- un comportamiento inferior a los estándares internacionales. Véase a título de ejemplo, la foto que acompaña este escrito, tomada por un amigo el 14 de diciembre pasado, es decir 11 meses después del terremoto, en la cual se puede notar los brazos inertes y consumidos de dos cadáveres atrapados en la vivienda en que perecieron, en el centro de Puerto Príncipe. Imagínense el escándalo internacional que ocurriría si esta foto fuera de Nueva York, París, Buenos Aires o La Habana. Todo bien, solo se trata de Haití.
En un informe de agosto 2010 (Building a More Resilient Haitian State), la Rand Corporation identificó el meollo del problema haitiano en la construcción de un Estado más efectivo. Para lograrlo, diseñó un plan con las medidas necesarias para corregir las debilidades institucionales principales y formuló estrategias con prioridades, secuencias de pasos y responsabilidades para resolverlas en ocho áreas claves: gobernanza y administración pública; justicia; seguridad; política económica; vivienda e infraestructura; educación; salud; y cooperación de los donantes.
Para lograr la implementación de este plan resulta fundamental primero el establecimiento de un gobierno haitiano legítimo, por dos razones: la comunidad internacional no tiene apetito para asumir ningún tipo de tutela internacional más allá del mandato actual, y -sin un gobierno legítimo- no habrá desembolso de los fondos internacionales.
Dado el impase en el tema electoral y la tardanza en el desembolso de los fondos, el plan está ya siendo superado por acontecimientos diarios. Un aspecto clave: no existe coordinación efectiva todavía en el encausamiento de los fondos de todos los donantes hacia los proyectos aprobados por la Comisión Interina para la Recuperación de Haiti (CIRH) y, como señala la Rand, esta centralización es crítica ya que a pesar de los miles de millones de dólares de asistencia financiera de las últimas tres décadas, el ingreso per cápita del haitiano se ha reducido; el único país en Latinoamérica y el Caribe con este indicador negativo.
Si se logra finalmente una elección presidencial aceptable para la mayoría de los haitianos y la comunidad internacional, algo que no será nada fácil, y comienzan a fluir los fondos internacionales, tomará entre tres y cinco años antes de que se comience a notar una diferencia en la recuperación de Haití. ¿Y si no se logra este escenario?
¿Qué sucedería en Haití sin la presencia de la fuerza para el mantenimiento de la paz de la ONU, donde el 80% de la población vive con menos de $2 dólares por día, el desempleo excede el 70%, el 50% de los jóvenes no asiste a ninguna escuela, más del 90% no tiene acceso a electricidad, la mortalidad materna por 100,000 es 670 (el promedio en el hemisferio es 136), y la mortalidad infantil en menores de 5 años por 1,000 es 76 (el promedio es 24)? ¿O creemos que la MINUSTAH se quedará en Haití para siempre?
Nos encontramos los dominicanos en una encrucijada determinante frente a Haití. Los historiadores del futuro mirarán esta coyuntura y las decisiones que tomemos como claves en nuestro devenir. ¿Qué debemos hacer?
Las claves
1. Realidad
A través del tiempo se ha desarrollado una peculiar y perversa relación entre las potencias y organizaciones que han influido sobre Haití, y las élites haitianas, a las cuales aparentemente se les exige –y se les ofrece- un comportamiento inferior a los estándares internacionales.
2. Estudio
En un informe de agosto 2010 (Building a More Resilient Haitian State), la Rand Corporation identificó el meollo del problema haitiano en la construcción de un Estado más efectivo. Para lograrlo, diseñó un plan con las medidas necesarias para corregir las debilidades.
http://www.hoy.com.do/el-mundo/2011/1/16/358087/Haiti-enfrenta-tres-problemas-terremoto-colera-y-elecciones