ADSENSE

HCYN SEARCH

Google

EL PRECIO DEL AZUCAR ...

...HAITI YA TIENE UN PRIMER MINISTRO...LA NOMINACION DE LAURENT LAMOTHE COMO PRIMER MINISTRO HA SIDO 3 VOTOS EN CONTRA Y 2 ABSTENCIONES...LAURENT LAMOTHE DEBREA CONSTITUIR SU GOBIERNO Y PRESENTAR SU POLITICA GENERAL DELANTE DEL PARLAMENTO PROXIMAMENTE...

LIVING WITH ONE DOLLAR A DAY

lunes, 2 de enero de 2012

Haití deja atrás un año de altibajos y busca camino al desarrollo

Haití dejó atrás el 1 un año lleno de altibajos en el que eligió a un presidente tras superar una nueva crisis electoral, y conmemoró el primer año de un devastador sismo que dejó miles de víctimas y una economía en ruinas de la que intentará levantarse a lo largo del 2012. El país también abrió sus puertas a dos cuestionados ex gobernantes haitianos, estuvo cinco meses sin primer ministro desde la toma de posesión del mandatario y se enfrentó a una epidemia de cólera de la que responsabilizó a la misión de la ONU, envuelta además en otro escándalo por la supuesta participación de cinco de sus efectivos en un caso de abuso sexual.
A lo largo del 2011 los haitianos fueron víctimas de un aumento de la criminalidad y aun cuando la naturaleza no causó los daños que provocó anteriormente, decenas lloraron el deceso de unas 30 personas por las lluvias de medio año y por un naufragio el día de Nochebuena, que dejó cuarenta inmigrantes ilegales muertos frente a las costas de Cuba.
El año se inició con el primer aniversario del terremoto del 12 de enero del 2010 que causó 222.570 muertos, 1,3 millones de damnificados y pérdidas por 7.900 millones de dólares.
Las autoridades recogieron más de 1,25 millones de escombros el año pasado y pusieron en marcha un programa para proveer de vivienda a las familias que perdieron sus hogares, lo que en agosto redujo el número de refugiados por debajo de las 600.000 personas y tres meses más permitió declarar a la ahora emblemática plaza Saint Pierre, el primer lugar público desocupado por las víctimas del terremoto.
En enero también llegó al país el ex dictador Jean Claude Duvalier tras 25 años de vivir en el exilio, lo que un mes después haría el ex presidente Jean Bertrand Aristide dos días antes de la segunda vuelta electoral que llevó a la presidencia al actual presidente Michel Martelly, que fue retirado de la contienda y repuesto luego tras el reclamo de la oposición y de la comunidad internacional.
Duvalier, que enfrenta ahora 18 demandas por violación a los derechos humanos supuestamente cometidos durante su gobierno de facto (1971-1986), y Aristide, el ex sacerdote que fue obligado a dejar el poder en el 2004, se mantuvieron alejados de la escena pública en la que sí aparecieron otras personalidades como la presentadora de televisión estadounidense Oprah Winfrey, el Premio Nobel de la Paz 2006, el economista bengalí Mohamed Yunus y la reina Sofía de España.
"El año tuvo sus altas y sus bajas", comentó a Xinhua en Santo Domingo,el ex embajador dominicano en Haití y actual analista Guarionex Rosa.
El ex diplomático dijo que el principal acontecimiento fue la elección del popular cantante Michel Martelly como presidente de Haití, debido a la incertidumbre que se creó alrededor de un proceso viciado y que hoy tiene bajo mandato judicial a Gaillot Dorsainvil, presidente del tribunal electoral que supervisó los comicios.
"El 2011 fue bueno porque finalmente el presidente (Martelly) pudo componer un gobierno, pero fue malo por la espera para la designación de un primer ministro", agregó Rosa.
Inité (Unidad) el partido del ex presidente René Préval y con mayoría parlamentaria, bloqueó durante cinco meses la confirmación de un jefe de gobierno hasta que a principios de octubre, y bajo fuertes presiones de la comunidad internacional, el Parlamento ratificó a Garry Conille como primer ministro.
"Después de que el gobierno comenzó a andar se ha notado mayor agilidad en el proceso de reconstrucción del país", dijo Rosa.
Cuando se pensaba superada la crisis política, el arresto por evasión de la justicia del diputado nacional Arnel Belizaire, a finales de octubre, volvió a enfrentar al Ejecutivo con los legisladores, lo que terminó con la renuncia del recién nombrado ministro de justicia Josue Pierre-Louis, tras un intento de interpelación por parte del Senado.
El conflicto entre poderes también se produjo por la publicación de una enmienda a la Constitución de 1987 diferente a la votada por el Parlamento y que según el gobierno otorgaba demasiados privilegios a los actuales parlamentarios.
"Fue una experiencia de aprendizaje y trabajo en conjunto con el Parlamento. Todos fuimos elegidos por el pueblo y es nuestro deber trabajar juntos y es lo que estamos haciendo", dijo a Xinhua la semana pasada el presidente Martelly, a propósito de sus diferencias con los legisladores.
Martelly se ha propuesto seguir trabajando en el 2012 para dar cumplimiento a su plan de gobierno, en el que la "educación gratuita para los niños y la vivienda digna para las personas que perdieron sus casas tras el terremoto de enero del 2010 "ocupan un lugar preferencial".
El gobernante también ha fijado como sus prioridades la creación de un sistema de salud "sólido" para los haitianos y la continuidad en el proceso de reconstrucción del país, lo que podrá garantizar la infraestructura necesaria para atraer la inversión extranjera que creará nuevos empleos.
La economía haitiana creció 4,5 por ciento en el 2011 después de una contracción del 7 por ciento en el 2010 debido al sismo del 2010, que provocó daños materiales por 7.900 millones de dólares, pero liderará el crecimiento económico de la región en el 2012 con un 8 por ciento, según un informe de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL).
Los esfuerzos del gobierno se concentrarán este año en la creación de fuentes de trabajo en un país en el que el 70 por ciento de la población no tiene empleo, el 80 por ciento sobrevive con dos dólares al día, en situación de extrema pobreza y el 70 por ciento de su presupuesto nacional se alimenta de recursos provenientes del exterior.
Martelly también debe lidiar con el cólera que desde su aparición en octubre del 2010 dejó cerca de 7.000 muertos y medio millón de afectados, además de fortalecer la seguridad públicam que este año se cobró al menos medio centenar de vidas, entre ellas las de treinta policías, la mayoría víctimas de los secuestros y asesinatos.
El gobernante anunció en noviembre la reconstitución de las fuerzas armadas de Haití (disueltas en 1995) a un costo de 95 millones de dólares y que comenzará con la contratación de un primer contingente de 3.500 hombres en los primeros meses del 2012 y que servirá para combatir al narcotráfico y al crimen organizado.
El nuevo ejército reemplazará a las tropas de la Misión de la ONU para la Estabilización de Haití (Minustah) que empezará a replegarse a partir de este año, según un plan anunciado en octubre por el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon.
"El 2012 tiene que ser mejor para Haití porque empezará a desembolsarse la ayuda internacional y se espera un importante crecimiento económico", dijo a Xinhua el analista político Rosa, quien sin embargo teme que la reinstauración del ejército haitiano desate una nueva e innecesaria carrera armamentista en el Caribe, sobre todo con República Dominicana. (Xinhua)
02/01/2012
http://spanish.peopledaily.com.cn/31617/7694644.html