ADSENSE

HCYN SEARCH

Google

EL PRECIO DEL AZUCAR ...

...HAITI YA TIENE UN PRIMER MINISTRO...LA NOMINACION DE LAURENT LAMOTHE COMO PRIMER MINISTRO HA SIDO 3 VOTOS EN CONTRA Y 2 ABSTENCIONES...LAURENT LAMOTHE DEBREA CONSTITUIR SU GOBIERNO Y PRESENTAR SU POLITICA GENERAL DELANTE DEL PARLAMENTO PROXIMAMENTE...

LIVING WITH ONE DOLLAR A DAY

jueves, 16 de septiembre de 2010

Entrevista con el primer ministro de Haití...'La solidaridad española llegó antes del terremoto'

Hay tres millones de haitianos viviendo en las calles
La burocracia de la UE frena la llegada de ayuda de emergencia

Rui Ferreira , Piero Menor (Vídeo), Miami
Actualizado miércoles 15/09/2010
El primer ministro haitiano, Jean-Max Bellerive, alabó el miércoles la cooperación española con su país la que calificó como "ejemplar" y agradeció la solidaridad que "llegó antes mismo del terremoto".
"Es una cooperación bastante nueva con Haití, al menos al nivel que está ahora y ha aumentado de una manera drástica", aseguró Bellerive en una entrevista con ELMUNDO.es.
En su opinión, "la respuesta después del terremoto fue fantástica, pero aún antes del terremoto hubo una política de progreso constante de cooperación de España con Haití. La solidaridad llegó antes del terremoto", subrayó Bellerive.
"Tengo que decir que el diálogo entre las instancias de cooperación, haitiana y española, se guió siempre por el respeto y el compromiso de entender cuales son las prioridades del Gobierno haitiano", dijo Bellerive.
El primer ministro agradeció en particular a la Agencia de Cooperación Internacional que "siempre ha querido que estuviéramos seguros de que lo que hacen en Haití es lo que pide el Gobierno haitiano". Incluso "el nivel de los fondos ha crecido año tras año".
"Lo que hicieron (los españoles en Haití) no sólo fue un compromiso grande como ustedes han sufrido la perdida de españoles allá, los pilotos de los helicópteros que se estrellaron. Por eso agradezco al pueblo español por su cooperación y estoy contento de esa cooperación", agregó el primer ministro.

Tres millones a la intemperie
El primer ministro estuvo tres días en Miami para participar en una conferencia sobre comercio en América Latina donde aprovechó la oportunidad para exponer la cruda realidad de su país.
Bellerive recordó a ELMUNDO.es que nueve meses después del seísmo del 12 de enero todavía hay millones de personas viviendo en las calles haitianas. "Hay 1,3 millones en la calle, la mayoría viviendo debajo de una carpa en condiciones muy difíciles, principalmente ahora que estamos en temporada de huracanes", afirmó el alto funcionario haitiano.
Además, "tenemos otros 1,5 millones en una situación muy difícil y precaria y que vivían así antes del terremoto. O sea, a esos pobres 'antiguos' se han sumado ahora 'nuevos' pobres".
"En total tenemos entre 2,5 y tres millones de gente que requieren atención inmediata. La responsabilidad es grande para un Gobierno que casi no tiene recursos", afirmó el primer ministro.
Bellerive dijo que muchos de los esfuerzos que su Gobierno ha hecho tres el seísmo no son aún visibles porque se limitan a la organización y planificación de la reconstrucción del país, que perdió 200.000 personas en la tragedia. "Hay muchas cosas que no se ven, acostumbro a decir que esto es como un iceberg, pero las responsabilidades son muy grandes", afirmó.
"Hay que desarrollar la provincia, hay que construir carreteras, recuperar la agricultura, los mercados y algo estamos haciendo, lo que pasa es que no se ve mucho porque (los periodistas) se quedan en la capital", se quejó el primer ministro.
El funcionario enfatizó que "hay un plan de reconstrucción que se está desarrollando a poco y poco con los recursos que tenemos y que funciona en el sentido de que da resultados pero son pequeños respecto a la magnitud de los retos que enfrentamos ahora".

Ayuda al desarrollo
Según Bellerive, la ayuda internacional no es suficiente y hay que convencer al sector privado a invertir en el país porque "sólo el sector privado puede traer desarrollo, no la ayuda pública".
"Tenemos que ver inversiones privadas, creemos que hay oportunidades de invertir en Haití y que se saque provecho de esa inversión a corto plazo", aseguró.
Pero por otro lado, el primer ministro haitiano insistió en que el compromiso de la comunidad mundial de entregar a Haití una ayuda de 11.000 millones en los próximos 10 años no es suficiente.
"Vamos hacer cuentas: si quiero construir 400.000 casas o apartamentos por un promedio de 25.000 dólares, que no es nada, eso ya me consume los 10.000 millones de dólares. Aquí hay que mirar los objetivos y los recursos. Recoger los escombros cuesta 1.000 millones, los mismos 1.000 millones que me dan por año y tengo que aplicar en educación, salud, agricultura, resolver el problema de los escombros, construir casas y crear oportunidades de trabajo", dijo Bellerive.
El primer ministro subrayó que en las semanas posteriores al seísmo, la ayuda fue inmediata a nivel humanitario, "pero en el ámbito de lo que se necesita para asegurar el desarrollo, no representa lo que Haití necesita".
"Estamos gastando diariamente millones en agua, comida, medicinas, en carpas, pero para el desarrollo no hay dinero", puntualizó.

Burocracia europea
Bellerive también se quejó de la burocracia de la Unión Europea que, en la mayoría de los casos frena el envío de más recursos, el desarrollo de programas ya aprobados o el lanzamiento de otros nuevos.
"La UE es uno de nuestros mayores donantes. El problema es que esa ayuda es tan grande que los procedimientos administrativos son muy largos. Además, no tienen la flexibilidad necesaria para establecer las prioridades. Si queremos cambiar las prioridades tenemos que comenzar de nuevo un proceso muy pesado a través de toda la UE, para conseguir permisos que muchas veces paran o entrar en ese circuito, preferimos dejar de lado ese proceso que a lo mejor no es tan importante", añadió el primer ministro haitiano.
http://www.elmundo.es/america/2010/09/16/noticias/1284592800.html