ADSENSE

HCYN SEARCH

Google

EL PRECIO DEL AZUCAR ...

...HAITI YA TIENE UN PRIMER MINISTRO...LA NOMINACION DE LAURENT LAMOTHE COMO PRIMER MINISTRO HA SIDO 3 VOTOS EN CONTRA Y 2 ABSTENCIONES...LAURENT LAMOTHE DEBREA CONSTITUIR SU GOBIERNO Y PRESENTAR SU POLITICA GENERAL DELANTE DEL PARLAMENTO PROXIMAMENTE...

LIVING WITH ONE DOLLAR A DAY

jueves, 14 de abril de 2011

Prosperan tradiciones haitianas en el centro de Cuba

Escrito por Neisa Mesa del Toro (Prensa Latina *) 12 de abril de 2011, 01:06Por Neisa Mesa del Toro (Prensa Latina *)
Ciego de Ávila, Cuba, (PL) A mediados del pasado siglo arribaron a Cuba los primeros inmigrantes haitianos, venían en busca de trabajo, pues conocían el auge de la industria azucarera en la Isla.
Hasta esta central provincia de Ciego de Ávila llegaron muchos de ellos, fundamentalmente, procedentes del norte de Haití, quienes se asentaron en sitios de poca población.
Aún no se sabe con exactitud la cifra de haitianos llegados a esta parte de la geografía cubana, ya que muchos vinieron de forma clandestina, aunque está reflejado en los archivos que existió uno de los mayores asentamientos.
Sólo en la parte sur del territorio avileño vivieron unos mil 500 haitianos antes de la década de 1960.
Los hombres trabajaron fuerte en la siembra y corte de la caña de azúcar, en labores de desmonte, en la construcción de la carretera central, en los cafetales del oriente cubano y en la chapea de potreros.
En tanto las mujeres cooperaban con la economía familiar, con el afán de reunir dinero para volver a su patria, propósito frustrado pues nunca pudieron obtener el capital necesario para el regreso.
La principal causa fue que los haitianos en esa época eran utilizados como mano de obra barata y explotados por ser negros y extranjeros, por lo que vivían en la extrema pobreza.
Con el tiempo las familias fueron creciendo con la llegada de los hijos, quienes se integraron al quehacer de la sociedad cubana hasta afianzar firmemente sus raíces.
En Ciego de Ávila, 430 kilómetros al este de La Habana, existieron ocho comunidades haitianas y aunque la población nativa ha decrecido por fallecimientos, aún quedan muchos descendientes.
Actualmente los cubano-haitianos continúan el legado de sus antecesores en las tradiciones artísticas, culinarias e incluso en el empleo del creole como medio de comunicación oral entre ellos.
Sus costumbres, creencias y demás hábitos se interrelacionaron con las de esta tierra y crearon una forma particular de cultura popular tradicional de antecedentes francófonos, matizada por la danza y la música vinculados a la religión vodú.
En Cuba no sólo el ritmo musical prevalece, sino también las formas de preparar las comidas: por ejemplo, el famoso grillé, el arroz con leche, la fritura de pescado y el brindar una taza de café, prácticas muy arraigadas ya en la población cubana.
Según Ada Mirta Cepeda, investigadora del tema en el territorio avileño, la música haitiana está muy ligada al ritual religioso y en cada "luá" o "gagá" se emplean tres tambores de forma cónica, un cencerro y maracas.
El "luá" es una ceremonia religiosa, en la cual el toque del tambor es fundamental porque exacerba el espíritu del santo que se apodera de la persona escogida y el resto del grupo le rinde culto.
Mientras que el gagá es un tipo de fiesta carnavalesca para celebrar la semana santa, ocasión en que prevalece el toque de tambores y cantos a sus dioses, la realizan en forma de recorridos por las calles de la comunidad.
El baile es la parte más excitante de estos rituales; lo desarrolla un solista hombre o mujer, que pasa al centro del ruedo marcando con los pies, y dándole movimiento a los hombros y a la pelvis según los golpes del tambor "guó", entre ellos establecen un diálogo.
Cuando unos bailan, otros artistas realizan juegos con el machete, los bastones o levantan una mesa, actividades que causan gran expectativa en el público.
Anualmente en el municipio avileño Primero de Enero se desarrolla el festival nacional afro-caribeño Eva Gaspar In Memoria, evento que revitaliza y promueve la danza y la música de la cultura haitiana.
Precisamente en esa localidad reside la comunidad Sabicú, la de mayor población de nativos y descendientes de Haití en la zona central cubana.
A la festividad acuden agrupaciones de danza y cantantes de la música creole de toda la Isla y se exhiben artículos de artesanía confeccionados para la ocasión.
Durante una semana exponen muestras de alimentos autóctonos de esa cultura, como el empleo del gandul en la confección del congrí (arroz con frijoles) y la bebida "liqué", licor dulce elaborado con la baba del quimbombó, almíbar y un saborizante, que puede extraerse de una planta aromática o emplear cualquier extracto convencional.
El "bombón" es otro plato autóctono de la cultura haitiana y en este caso no hablamos de la pieza pequeña de chocolate, que en su interior puede contener licor, crema u otro relleno dulce, a la que nos acostumbró la repostería europea.
Consiste en una panetela confeccionada con harina de trigo, mantequilla y leche de vaca, de ahí su sabor peculiar, además, le polvorean azúcar encima.
Por muchos años los nativos que participaban en los cortes de caña, recibían como desayuno una porción de "bombón", el cual mojado con el "liqué" constituía un alimento de alto valor nutritivo.
La festividad haitiana tiene gran connotación popular porque reúne grupos de toda Cuba dispuestos a mostrar sus habilidades en el baile, el fuego, el filo y la batuta, y es el propio pueblo quien le sirve de jurado.
El encuentro rinde homenaje a Eva Gaspar, inmigrante que llegó en el pasado siglo como bracera y se convirtió en una gran defensora de las raíces haitianas, además, fundó el grupo de danzas Nagó, cultivador de los ritmos y bailes del país antillano.
Hoy los habitantes de Sabicú tienen como herencia mantener vivas las tradiciones de sus ancestros y corresponde a la nueva generación continuar ese legado para que perdure en el tiempo.
(*) La autora es corresponsal de Prensa Latina en la provincia cubana de Ciego de Ávila.
rr/nmt

http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=279781&Itemid=1