ADSENSE

HCYN SEARCH

Google

EL PRECIO DEL AZUCAR ...

...HAITI YA TIENE UN PRIMER MINISTRO...LA NOMINACION DE LAURENT LAMOTHE COMO PRIMER MINISTRO HA SIDO 3 VOTOS EN CONTRA Y 2 ABSTENCIONES...LAURENT LAMOTHE DEBREA CONSTITUIR SU GOBIERNO Y PRESENTAR SU POLITICA GENERAL DELANTE DEL PARLAMENTO PROXIMAMENTE...

LIVING WITH ONE DOLLAR A DAY

domingo, 19 de junio de 2011

Nuevo presidente haitiano busca acercamiento con emigrantes

17 de junio de 2011
Foto: Wilfredo Lee, File / AP


TRENTON DANIEL
El nuevo presidente de Haití está buscando un acercamiento con los 2 millones de haitianos que emigraron, cuyas remesas ayudan a mantener al país a flote pero que no tienen voz en la política nacional.
El mandatario Michel Martelly, quien ha vivido en el exterior, prometió luchar por que se conceda la doble ciudadanía y por mejorar las relaciones con la comunidad haitiana en el exterior, cuyas remesas constituyen el 25% del producto bruto de Haití,
La diáspora haitiana, radicada sobre todo en Estados Unidos, Canadá y otras naciones del Caribe, no tiene participación en la política local. Las leyes actuales les impiden ser propietarios de tierras o postularse a cargos públicos, norma que impidió al popular cantante Wyclef Jean hacer realidad su sueño de postularse a la presidencia.
Muchos creen que Martelly cumplirá sus promesas de campaña porque sabe lo importante que es el tema por experiencia propia: era un músico que viajó mucho, que habla bien inglés y que en los suburbios de Miami se siente tan cómodo como en las caóticas calles de Puerto Príncipe.
"Sabe lo que sentimos y, lo que es más importante, conoce el valor que la diáspora representa para Haití", comentó Francois Guillaume, director ejecutivo de la Cámara de Comercio Haitiano-Estadounidense de la Florida.
Es demasiado pronto para decir qué hará. Asumió recién el 14 de mayo y todavía no terminó de armar un gobierno que enfrenta el enorme desafío de reconstruir un país azotado por el terremoto del año pasado, un brote de cólera y una alta tasa de desempleo.
Durante su campaña cortejó a los haitianos radicados en la costa este de Estados Unidos y los instó a que le dijesen a sus familiares que votasen por él. También prometió la doble nacionalidad, que le daría a los emigrados una mayor participación en la política haitiana.
Después de ser elegido, invitó a miembros de la diáspora a su ceremonia de inauguración, creó un ministerio de asuntos de la diáspora y designó como primer ministro a Daniel-Gerard Rouzier, empresario que estudió en las universidades estadounidenses de Dartmouth y Georgetown. Planea reunirse en los próximos días con inversionistas haitianos de Miami y Nueva York.
"Sé que el presidente Martelly quiere que la diáspora participe plenamente en el desarrollo de Haití", expresó Rouzier, quien todavía no fue confirmado por el parlamento. "Tenemos muchos abogados, médicos y empresarios en Estados Unidos y Europa que quisiéramos que vuelvan al país".
A varios emigrantes, no obstante, les inquietan algunas de las primeras medidas que tomó Martelly. El mandatario, por de pronto, vetó una enmienda constitucional que le hubiera otorgado más derechos a la diáspora. Dijo que apoya la idea, pero que el texto que aprobaron los legisladores era distinto al que se publicó luego en la gaceta oficial.
"Esto fue un golpe a la diáspora", manifestó Bapthol Joseph, quien dirige un centro juvenil para adolescentes haitianos en Fort Lauderdale, al norte de Miami. "Pero no fue su culpa".
Martelly también está cobrando más comisiones a las transferencias de dinero y a las llamadas internacionales en la esperanza de generar más de 182 millones de dólares que serían destinados a garantizar que más de un millón de niños van a la escuela.
El propio Rouzier inquietó a algunos en el exterior al proponer que se eliminase el ministerio de asuntos de la diáspora, asignando sus funciones al ministerio de relaciones exteriores para ahorrar dinero. Más de 100 haitianos residentes en el exterior, desde Ciudad de México hasta Nueva York, firmaron una carta de protesta que circuló la semana pasada.
"Los indicios que hemos recibido hasta ahora del nuevo gobierno no son alentadores", manifestó Jean-Robert Lafortune, presidente de la Coalición de Base Haitiano-Estadounidense de Miami en una entrevista telefónica. "Creemos que algunas de sus políticas pueden perjudicar las relaciones entre Haití y la diáspora".
Algunos inmigrantes podrían enviar menos dinero si aumentan las tarifas de los giros, pero Arsene Isaac, de 54 años, técnico de fútbol en la Pequeña Haití de Miami, dice que tratará de seguir girando 150 dólares mensuales a su familia.
"No es un problema mientras el dinero vaya adonde (Martelly) dice que está yendo", afirmó Isaac.
Decenas de miles de profesionales haitianos se fueron del país durante el régimen de 29 años de Francois y Jean-Claude Duvalier. Algunos, incluido Wyclef Jean, quien regresó con ambiciones políticas, no fueron bien recibidos a su retorno. Al millonario Dumarsais Simeus, quien vive en Texas, se le impidió postularse a la presidencia en el 2006.
Martelly dice que espera que ese talento regrese al país, empezando con Bernice Fidelia, el enlace con la diáspora.
Fidelia se fue de Haití cuando Jean-Claude Duvalier estaba en el poder y cursó estudios universitarios en Nueva York. Ahora volvió, dejando a sus tres hijos en su casa en un barrio bien de las afueras de Miami.
Está organizando un "Día de apreciación de la diáspora", con actos a los que acudirá Martelly en campus de Miami y Nueva York, con el objetivo de estimular a los emigrantes a que inviertan en Haití y de buscar un acercamiento con los jóvenes en edad universitaria.
"Queremos que la diáspora comprenda que tienen las puertas abiertas, que queremos que regresen a casa", dijo Fidelia. "Queremos que hagan negocios, que nos den su tiempo y sus ideas".
La redactora de AP Jennifer Kay colaboró en este despacho desde Miami.
http://noticias.terra.com.pe/internacional/nuevo-presidente-haitiano-busca-acercamiento-con-emigrantes,5cd3cc0905e90310VgnVCM4000009bf154d0RCRD.html