ADSENSE

HCYN SEARCH

Google

EL PRECIO DEL AZUCAR ...

...HAITI YA TIENE UN PRIMER MINISTRO...LA NOMINACION DE LAURENT LAMOTHE COMO PRIMER MINISTRO HA SIDO 3 VOTOS EN CONTRA Y 2 ABSTENCIONES...LAURENT LAMOTHE DEBREA CONSTITUIR SU GOBIERNO Y PRESENTAR SU POLITICA GENERAL DELANTE DEL PARLAMENTO PROXIMAMENTE...

LIVING WITH ONE DOLLAR A DAY

lunes, 11 de junio de 2012

Alexandre Abrantes: «Los haitianos tienen su orgullo y están hartos de la fuerza de la ONU»


El gerente del fondo internacional dice que la reconstrucción va rápida
Mercedes lodeiro
El enviado especial del Banco Mundial para Haití, Alexandre Abrantes, está satisfecho con el proceso de reconstrucción de la isla tras el terremoto ocurrido hace dos años. Este portugués experto en desarrollo internacional afirma que de los 5.500 millones ofrecidos por la comunidad internacional en Punta Cana para ayudar a Haití, el 80 % fue comprometido entre el 2010 y el 2012, y el 45 % fue gastado. «Esto es bueno, pues un proyecto lleva 4 o 5 años ejecutarlo, así que alrededor del 2015 se verán los resultados», afirma.

-¿Cuánto llegó al Banco Mundial?
-Aquí llegaron 364 millones de dólares, de los que 274 están asignados a proyectos que están siendo ejecutados. Solo quedan pendientes 90 millones.

-¿En qué se han invertido?
-1.500 millones, en desarrollo territorial e infraestructuras (energía, transporte, y viviendas). Unos 1.200 millones en el sector social, cultura, educación, salud, agua, alcantarillado y en subsidios para pagar alquileres. 610 millones se emplearon en instituciones, administración, justicia, planificación urbana y Parlamento. Y unos 470 millones se invirtieron en economía, agricultura, industria y en el sistema financiero.

-¿Se puede hablar de éxito de la reconstrucción o de lentitud?
-La reconstrucción va rápida. En el Katrina (EE.UU. ) llevó cinco años. En Haití la destrucción fue física y humana. El 25 % de los funcionarios fallecieron. Hubo un shock de capital humano y físico. Un 75 % de los escombros del centro fueron removidos gracias a los agentes del Gobierno y a personas individuales, porque se dieron cuenta de que tenían valor y tuvieron ese incentivo de venderlos para hacer rellenos. Esto creó un comercio.

-La gente sigue en carpas.
-Antes todas las plazas estaban con carpas, hoy hay pocas. Más del 70 % de la gente volvió a sus barrios con subvenciones al alquiler. Es decir, un subsidio para un año de renta o para reconstruir su casa los que la tuvieran. Los más de un millón que estuvieron en carpas eran reacios a marcharse porque allí no había incidentes, tenían comida, escuelas, luz, baños... E incluso no les afectó el cólera que entró en los barrios degradados por falta de agua potable.

-¿Y cómo está el 30 % restante?
-No tienen ayudas para marchar. Faltan los servicios y si tienen un incentivo se van. Las oenegés decían que les iban a dar terreno y casa, pero entendieron que no les van a dar casa gratis.

-¿Qué pasó con la Comisión para la Reconstrucción, cuestionada por sectores haitianos?
-Fue creada para 18 meses, terminó en octubre y el Parlamento no adoptó ninguna medida al respecto. Murió de muerte natural.
-Era la responsable de recibir los proyectos y adjudicarlos.
-Ahora es el Ministerio de Planificación.

-¿Cuál es el papel del Banco Mundial?
- Tiene 16 proyectos activos en un programa de 530 millones de dólares, pero los ejecuta el Gobierno haitiano. Nosotros estamos para ayudarlos, para salvaguardar los intereses financieros, medioambientales, etc. y cada año encargamos una auditoría de las cuentas.

-¿Cómo afectaron a la reconstrucción las elecciones y el nuevo Gobierno de Martelly?
-El presidente elegido en noviembre del 2010 no tuvo un Gobierno efectivo. Las elecciones fueron contestadas, tardó cuatro meses en tener primer ministro. El Gobierno estuvo interino más de un año, en fin, los haitianos son como los italianos, que están mejor sin Gobierno que con él, pero es cierto que eso dificulta la toma de decisiones.

-El presidente recibió acusaciones de corrupción, ¿debería mejorar la transparencia?
- Nos gustaría que las cuentas del Gobierno fueran publicadas en su tiempo y muchas están fuera del control público. Por ejemplo, el convenio con Venezuela, Petrocaribe. No tengo razón para decir que están malgastando, pero no es público.

-El Banco Mundial no revela los depósitos de cada país.
-Solo el dinero del Fondo pasó por el Banco Mundial, lo restante pasó al Gobierno. Lo que aportó España lo ejecuta directamente el Ejecutivo de Haití. Ahora, por ejemplo, han construido una planta de desagüe. Pero la contribución de cada país es pública.

-Haití siempre ha sido un país con violencia, ¿cómo está ahora la seguridad?
-Sigue muy inestable. El número de asesinatos no es más alto que en Guatemala, pero hay inseguridad y no es solo por robos, hay crimen organizado que tiene razones políticas o de ajuste de cuentas entre familias. Aunque los extranjeros no son objetivo principal, la semana pasada hubo dos asesinatos de extranjeros, una suiza y un funcionario de la Embajada de Estados Unidos. La justicia no funciona y las familias hacen la justicia por su cuenta.

-Unasur (Unión de Naciones Sudamericanas) acordó disminuir su contribución a la Minustah.
- Sí, la Minustah tiene ganas de reducir sus tropas y quieren retirar este año un 25 %.

-¿No se teme un aumento de la violencia?
-Los haitianos están cansados de la Minustah porque tienen su orgullo nacional, y aunque la fuerza de la ONU da tranquilidad también resta soberanía.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/internacional/2012/06/10/alexandre-abrantes-haitianos-orgullo-hartos-fuerza-onu/0003_201206G10P30991.htm